DC United
Getty Images

D.C. United en terapia intensiva

WASHINGTON, D.C. — Si ya la derrota ante el Sounders en Seattle en su penúltimo partido había dejado al D.C. United en una delicada situación de cara a lograr un cupo en la Liguilla, el empate de mitad de semana ante Chivas USA lo dejó en “terapia intensiva” y obligado a ganar la mayoría de sus siete juegos restantes para sumar de a tres.

Y si bien el equipo quedó comprometido en la tabla de clasificación, en la que marcha sexto en la Conferencia Este con récord de 8-8-11 y 35 puntos, son la motivación y el estado anímico de sus jugadores y el técnico los factores con los que más fuerte tendrán que luchar, si es que no quieren ver los playoffs por televisión como ha sucedido en las tres últimas campañas.

La motivación porque de acuerdo a lo expresado por el técnico Ben Olsen después de la derrota ante Chivas, sus jugadores “creen que porque van ganando 2-0 ya el juego está fácil, no tienen que marcar, ni luchar por recuperar las pelotas”, y el estado anímico porque no es fácil recuperarse de un empate que tuvo un fuerte sabor a derrota.

D.C. United dominaba a Chivas 2-0 y bajó la guardia a tal punto que el colombiano Juan Pablo Ángel le marcó dos goles en 12 minutos para arrebatarle de las manos el triunfo.

Y por si eso fuera poco, cuando el equipo creyó que un controversial tiro penal, ocasionado por Ángel en el descuento, les “salvaría la vida”, Dwayne de Rosario lo falló dejando a jugadores, técnicos y aficionados enmudecidos en el RFK.

“Eso ya es historia y no hay tiempo para lamentaciones. Hay que salir a ganarle a Salt Lake para seguir en carrera”, dijo el capitán Josh Wolff, tratando de disimular el dolor que causó en la plantilla dejar escapar esos dos puntos, más aún cuando New York, quien los antecede en la tabla, caía esa misma noche 3-1 ante el Real en el mismísimo Red Bull Arena.

“Esto absolutamente se va a detener, tiene que detenerse o nosotros no vamos a clasificar a los playoffs, así de simple”, advirtió Olsen.

El partido ante Salt Lake, el sábado en el RFK será el primero de los últimos cuatro como local del DC que después tendrá que enfrentar a Chicago, Portland y Kansas City para cerrar su temporada en casa en la segunda quincena de octubre, no sin antes realizar su última gira a partir del 29 de septiembre que lo llevará a Philadelphia, Columbus y Vancouver.

Un calendario por lo demás exigente ya que de esos siete clubes, sólo el debutante Vancouver ya está matemáticamente fuera de los playoffs.

Tal como lo asegura Olsen, “hay suficiente talento en el United” como no se había visto por varias temporadas pero “eso no es todo” y una hipotética derrota ante el Real, que ostenta el segundo mejor récord de la liga después de Los Ángeles Galaxy y llega inspirado por su triunfo a domicilio ante Nueva York, podría ser el final.

“Voy a dar lo mejor de mí para arreglar esto, hay quienes puedan culparme, pero algunos de nosotros tenemos que vernos en el espejo y descifrar qué tenemos que mejorar porque si no lo hacemos vamos a terminar la temporada temprano y no va a ser bueno para nadie”, concluyó Olsen.


MLS All-Stars vs. Real Madrid is August 2. Limited tickets left!

Time is running out for your chance to see European champions Real Madrid face the best of MLS. Get your tickets to the 2017 MLS All-Star Game presented by Target.

More about All-Star  |  Event schedule