Kaká y Brasil sufrieron para derrotar por la cuenta mínima a Sudáfrica y pasar a la Final.
AP

Un errático Brasil rumbo a la Final

Brasil está en la Final de la Copa Confederaciones 2009, pero sufrió demás para repetir el mismo logro de hace cuatro años, cuando alcanzó a meterse al juego definitivo de la versión 2005, en Alemania.

Ahora, la "Canarinha" derrotó por 1-0 al anfitrión, Sudáfrica, en el Ellis Park Stadium, con gol del último minuto de Dani Alves, en la única pizca de "magia" que apareció a lo largo de los 90 minutos de la aguerrida Semifinal.

Ahora, la "Verdeamarela" se enfrentará en la Gran Final al representativo de los Estados Unidos e irá por el Bicampeonato de la Confederaciones, ya que se adjudicó la anterior edición sobre Argentina por goliza de 4-1.

Fue, quizás, el mejor juego de los "Bfana Bfana", pero se llevaron el peor resultado. La derrota pondrá a los sudafricanos a medirse por el tercer lugar frente a España, en "el juego que nadie quiere jugar".

Dunga y sus pupilos sufrieron en serio, nadie podría imaginarse las dificultades que encontraría Brasil para saltar el escollo africano, luego de doblegar a Egipto, Estados Unidos e Italia de manera convincente en la fase de grupos.

De hecho, en los primeros 45 minutos, Sudáfrica salió a comerse el partido, ya que su "cita con la historia" había llegado. Joel Santana, que se medía a su país natal y quien había dirigido en suelo amazónico a los clubes Vasco da Gama, Curitiba, Internacional, Guaraní, Brasiliense, Fluminense y Flamengo, jugaba el encuentro más importante en su historial como entrenador nacional, ante el "Scratch do Ouro".

Cabe señalar que 24 horas antes del juego de Semifinal, el capitán sudafricano, Aaron Mokoena, le había entregado una playera de regalo a Nelson Mandela con el número 91, que refleja los años de edad del ex presidente de la nación, y los dueños de casa llegaban motivados en extremo a este vital enfrentamiento.

Ya sobre la cancha, el cuadro que mandó Dunga arrancó precavido, con tres volantes defensivos naturales en su once inicial, con Ramires, Gilberto Silva y Felipe Melo, a sabiendas que Steven Pienaar y Bernard Parker saldrían como "leones", en la búsqueda de un gol que fuera definitivo en sus aspiraciones.

Sibonsio Gaxa fue el primero en probar de larga distancia a Brasil, a los 12', con un tiro que pasó apenas desviado del marco de Julio César.

Con el grito de apoyo sobre Matthew Booth: "Booooth", por parte de los 70 mil fanáticos que apoyaban al único jugador de raza banca en su equipo, los "Bfana Bfana" se lanzaban al ataque con los latigazos de su central hacia el frente, buscando a sus laterales voladores Tsepo Masilela y Kagisho Dikgacoi, quienes evitaron que Maicon y André Santos pudieran irse alegremente al ataque.

En una jugada prefabricada, a los 20', Mokoena se sumó al ataque y falló un claro cabezazo. El capitán le ganó la posición a Lucio, pero rebanó la pelota, que salió por encima del horizontal.

Kaká, Robinho y Luis Fabiano no aparecían en el partido, fueron bien marcados en cada sendero que caminaban y jamás encontraron un resquicio para mostrar el "jogo bonito". Por su parte, Siphiwe Tshabalala y Pienaar le hacían la vida imposible a Luisao y Lucio, que tuvieron que repartir algunas patadas para detener a los delanteros africanos.

De hecho, a los 28', Tshabalala cobró un tiro libre complicado, que puso a temblar a Julio César.

Un disparo lejano de André Santos, a los 33' y un par de llegadas de peligro de Kaká, a los 36' y 41', pusieron a trabajar de más a Itumeleng Khune, el portero local. La respuesta del "10", Pienaar, llegó con un riflazo que el arquero del Inter de Milán sacó con las uñas.

El segundo tiempo fue una calca de la primera mitad. Ni siquiera hubo modificaciones tácticas de Dunga o de Santana, los mismos 22 hombres continuaron en la brega sobre la cancha del Ellis Park Stadium y su alegre afición.

A los 57', Julio César mostró sus reflejos felinos al desviar un tiro de Teko Modise que le fue tapado por Luisao. El balón había cambiado su trayectoria y el cancerbero amazónico tuvo que recomponer el camino para salvar su meta.

El peor momento de Brasil en toda la Copa Confederaciones llegó a 20 minutos del final, cuando los sudamericanos agazapados, esperaban algún error de los africanos para lanzar un contragolpe. La lógica parecía que una vez más volvería a fallar, tal como lo hizo en el juego EE. UU.-España, pero llegó Dani Alves para cambiar el destino.

Los "Grandes" en la historia del futbol lo manifestado hasta jugando mal y ahora, gracias al ingreso del jugador del Barcelona, a los 82', la "Verdeamarela" aparecerá una vez más en una Gran Final.

A los 86', una falta innecesaria de Mokoena sobre Ramires le permitió a Dani perfilarse a gol con un tiro libre, a la orilla del área de meta. El lateral ojiverde observó la preocupación de Khune por acomodar la barrera, se dio cuenta que la atención del arquero sudafricano recaía sobre su costado derecho y decidió patear sobre el palo del portero local.

Alves dio sus clásicos pasos cortitos y con derechazo fulminante, que le pasó cerca de la mano a Khune, la pelota besó la red y el festejo brasileño inició, ya que el boleto para la Final estaba en la mano del "Scratch".

El desconsuelo apareció en la tribuna del Ellis Park, dando por terminado el sueño de alcanzar una Final para los "Bfana Bfana". En tanto, Dunga y su auxiliar Jorginho, festejaron ruidosamente el solitario gol de Alves en la banca de los campeones de la CONMEBOL.

El próximo domingo, 28 de junio se jugará el duelo por el tercer lugar Sudáfrica-España, a primera hora, para posteriormente cederle el horario estelar a la Gran Final entre Brasil y Estados Unidos, repitiéndose el partido que ambos cuadros escenificaron en la primera ronda, que se llevó por 3-0 el actual campeón de la Confederaciones.

Abel Reyes Díaz, investigador de contenidos editoriales deportivos, ha trabajado también en Editorial Televisa como Editor en Jefe y copywriter de Fox Sports México, así como en el Periódico Reforma y Grupo Radio Centro; colabora a la vez con sus artículos en FutbolMLS.com.

Stay connected: The official MLS app keeps you connected with the latest news, highlights, scores, standings, and analysis all for FREE. Download for iOS (Apple) or Download for Android