Empate con LDU deja en ascuas al América

La Liga Deportiva Universitaria de Quito le pintó la cara al América en la cancha del Estadio Azteca y sacó un empate 1-1 con sabor a victoria, en el primer duelo de los equipos sensación de la Copa Libertadores 2008, válido por la ronda de semifinales.

La estrategia de Edgardo Bauza, DT de los albos, funcionó a la perfección y dejó en claro que estudió muy bien todos los movimientos del cuadro local, ya que maniató a los mejores hombres del América sobre la cancha y le ganó la partida a Juan Antonio Luna, quien no pudo jamás descifrar el crucigrama de uno de los mejores equipos del torneo continental.

Las estadísticas estaban claramente en contra del conjunto visitante: ningún club de ese país ha podido derrotar a los mexicanos en su propio feudo. Con saldo de ocho triunfos para los aztecas por cero triunfos para los ecuatorianos, los quiteños sacaron apenas la tercera igualada para los récords libertadores. En el 2000, el América había recibido a la Liga cuando compartieron el mismo pelotón y le venció 1-0 en el Coloso de Santa Úrsula. Esta vez, sin embargo, la historia no se repitió y fue la LDU quien demostró la jerarquía con la cual se convirtió en el primer cuadro clasificado en la fase grupal de este 2008.

Con un lleno espectacular, las Águilas querían presumir un nuevo triunfo internacional frente a su fiel hinchada. De hecho, los jugadores azulcremas sacaron una manta, previo al arranque del juego, que rezaba: "Gracias afición, seguimos volando". Por parte de los visitantes, un mensaje de: "Va por ti, Ecuador", vaticinaba un parejo duelo desde antes de que el silbante uruguayo Martín Vázquez iniciara el cotejo de ida.

El "Patón" Bauza, quien jugó en México para el Veracruz en la campaña 1990-91, lució serio a lo largo del cotejo, se levantó pocas veces de su banca y prefirió dejar que su gente se encargara de apagar, poco a poco, el ánimo encendido por los más de 100 mil aficionados que pintaron de amarillo la grada.

Los delanteros Claudio Bieler, Luis Bolaños y Joffre Guerrón -de quien se dice está cerca de firmar para Boca Juniors o para el mismo América- no pudieron ser contenidos por la zaga azulcrema, la línea que mejor se había visto desde que el "Cabezón" tomó las riendas del elenco de Coapa. De hecho, la ausencia del zaguero Ismael Rodríguez, sustituido por Rodrigo Íñigo, pesó en serio, ya que el otro central, Sebastián Domínguez, lució extraviado en el partido y sin coordinación con Carlos Sánchez.

En el mediocampo, Patricio Urrutia tomó en marca personal al alma del equipo mexicano, Germán Villa, sacándolo de sus casillas y obligándolo a jugar sucio, por lo que el mundialista mexicano estuvo cerca de ver la roja ante las constantes faltas que cometió al ser sometido por el capitán de la LDU.

Salvador Cabañas, el mejor hombre al ataque del América, sufrió mucho para desmarcarse, pocas veces se plantó de frente al marco del portero José Cevallos y sus disparos carecieron del TNT que lo ubica en la cima de los mejores romperredes del continente, con sus 8 tantos.

Durante el primer tiempo, la figura de las Águilas fue Alejandro Argüello, quien sacó un par de tiros peligrosos que pasaron cerca del arco de los ecuatorianos. Sin embargo, el volante de contención salió de cambio por lesión, dejándole su lugar a Federico Higuaín, al iniciar la segunda mitad.

Fue entonces que la Liga decidió echar el camión atrás. Enrique Vera, Urrutia y Renán Calle pusieron el cerrojo, buscando que sus delanteros liquidaran el juego con algún contragolpe, y así fue. El primer aviso fue de Guerrón, quien puso a prueba a Guillermo Ochoa con tiro raso que desvió el arquero nacional a tiro de esquina con la punta del pie derecho (59').

Poco más tarde, el mismo Joffre aprovechó una descolgada por el costado derecho, se quitó fácilmente a Íñigo con un par de fintas y mandó un tiro centro que anidó con la testa Bolaños en la red (62') ante la displicencia de Ochoa, quien no pudo desviar el esférico. Había caído el 1-0 para la alegría de los azucenas, que comenzarían a perder tiempo de manera deliberada ante el consentimiento del juez charrúa.

Con el ánimo por los suelos por el gol que los ponía contra la pared, los pupilos del "Cabezón" despertaron cuando la noble afición azulcrema gritó a todo pulmón su canto de lucha: "¡América, a ganar!". Y efectivamente, en un tiro de esquina que cobró Higuaín, "Paleta" Esqueda volvió a marcar, ahora de cabeza, para poner el 1-1 (72') que aún le da vida a los mexicanos, de cara al cotejo de vuelta.

La nota triste la dieron Domínguez y Bolaños, ya que después de que ambos fueran expulsados (73') por sendos manotazos, los dos jugadores se trenzaron a golpes en la zona del túnel rumbo a vestidores, sin que hubiera algún magullado de consideración.

Con la desesperación reflejada en el rostro y cerca del final, el DT azteca buscó la solución ofensiva en dos uruguayos que no han recuperado su nivel de antaño. Hernán Rodrigo López y Richard Núñez ingresaron de cambio sólo para evidenciar que ambos están cerca de salir del club, ante su triste nivel de juego.

Ahora, en la Casa Blanca, América buscará marcar un gol, y no recibir ninguno, que le permita avanzar a la Gran Final. En caso de empatar 1-1, los penales serían la siguiente instancia; mientras que un 2-2 saca a los ecuatorianos de la Libertadores. La moneda está en el aire y todo el futuro de Águilas y Universitarios se decide el próximo 3 de junio, en Quito.

Abel Reyes Díaz, investigador de contenidos editoriales deportivos, ha trabajado también en Editorial Televisa como Editor en Jefe y copywriter de Fox Sports México, así como en el Periódico Reforma y Grupo Radio Centro; colabora a la vez con sus artículos en MLSnet.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.

Stay connected: The official MLS app keeps you connected with the latest news, highlights, scores, standings, and analysis all for FREE. Download for iOS (Apple) or Download for Android