Ziadie... un regreso con luz propia

Se dice en fútbol que hay tantos técnicos como fanáticos. Si nos afiliamos a esa idea tenemos que coincidir que la opinión de cada uno es tan valedera como la del vecino, aunque también es cierto, que no podemos comparar la capacidad para dirigir un equipo de alguien que se ha preparado a tales efectos, con un simple aficionado. Opinar es siempre lo más fácil, desde luego corriendo el riesgo de no saber cuales son los argumentos que determinado técnico pueda barajar para tomar tal o cual resolución.

De todos modos, una de las cartas que siempre tienen validez a la hora de destruir la defensa del adversario en materia futbolística, es agrandar el terreno, buscar el desborde por las puntas para luego intentar el centro hacia atrás, no en diagonal, el centro de la muerte como comúnmente se llama, que obliga a los defensas a un doble esfuerzo para intentar restar el balón.

En el último partido ganado por MetroStars como visitante en la ciudad de Dallas, frente al representativo local, el primer y decisivo gol, dado que el segundo llegó en los descuentos de contragolpe, cuando Dallas se fue desesperado a buscar el empate, llegó tras una corrida estupenda de Craig Ziadie, llegando hasta la línea final, ganando la posesión del balón y enviando el pase atrás para la conquista de Wolyniec, que solo tuvo que estirar su pierna para anotar. La reflexión está bien clara, por qué razón no utilizar con más frecuencia esa táctica?, que religiosamente da siempre buenos resultados.

Con la presencia de Ziadie la defensa de MetroStars ha ganado en solidez. La vuelta obligada del lateral ante la desafortunada lesión de Bonseu, le permite a la última línea jugar con mayor orden defensivo y además tener una proyección diferente hacia el terreno contrario. Esto no va de ninguna manera en desmedro de las condiciones del africano, simplemente son funciones distintas. Bonseu se adapta mucho más a jugar como central y Ziadie a marcar la punta y a procurar siempre una salida por su carril, buscando llegar hasta el fondo y no terminando siempre con un centro en diagonal que no tiene, en general, los resultados buscados.

Otro de los puntos altos de la defensa local es el temperamento que ambos marcadores laterales ponen de manifiesto en cada presentación. Es posible que con un perfil más bajo que otros jugadores, tanto Craig Ziadie como Chris Leitch lo dan todo en cada encuentro, en beneficio del rendimiento de su equipo. Del primero ya establecimos nuestra opinión, incluso posee un buen remate de media distancia que debería ser utilizado con mayor frecuencia, mientras que el segundo, si ser un exquisito con el balón, se juega la vida en cada pelota dividida y aún cuando puede ser superado por la habilidad técnica de los rivales, podemos tener la seguridad que redoblará esfuerzos para volver a intentar la recuperación del balón.

Para una defensa en zona que trata de achicar el terreno, procurando llevar la última línea muy cerca de la mitad de la cancha, es imprescindible funcionar en bloque con una gran concentración de ambos laterales, ya que uno solo que no salga a tiempo, puede significar un gol cantado del equipo rival.

Sin perjuicio de seguir analizando otras líneas y sin la menor intención de comparar a unos con otros, tanto Craig Ziadie como Chris Leitch, son elementos fundamentales en el esquema de un MetroStars que con ellos, está tranquilo para seguir armando el rompecabezas en pos de la ansiada Copa MLS 2004.