Un cierre a todo dar

En pocas horas se estarán disputando los playoffs de la temporada 2005, y como pocas veces antes, la definición del torneo es una gran incógnita. Los grandes favoritos del comienzo de temporada estarán presentes, pero a ellos se suman equipos que vienen creciendo, al punto tal, de generar una gran expectativa en torno a sus posibilidades. El torneo de la MLS tendrá un cierre a todas luces, sin que podamos asegurar hoy por hoy, quien está más cerca de la ansiada Copa.

En el mes de abril de este año, escribíamos sobre New England Revolution y D.C. United como los indicados a ser protagonistas principales de la temporada. En realidad nos equivocamos muy poco, casi nada con relación al primero y con argumentos como para justificar algunos altibajos en el segundo. En el momento de arrancar los playoffs seguimos pensando que ambos son grandes candidatos al título, por encima de los muchísimos puntos que ha acumulado el super líder de la competencia y que aparentemente, lo pondrían en una condición superior al resto de los participantes.

Desde luego que en el fútbol no existe lógica y en realidad pesan muy poco las estadísticas. New England no la tendrá fácil con el nuevo MetroStars de Mo Johnston, por razones casi exclusivamente anímicas, aunque debemos coincidir que en el orden futbolístico, los góticos deben apelar en las instancias decisivas a la presencia individual de algunos de sus buenos valores. La gran incógnita está en determinar hasta donde la capacidad de esos jugadores, podrá volcar la balanza a su favor, en otras palabras, si Amado Guevara, Youri Djorkaeff, Sergio Galván o Tony Meola, podrán frente a un conjunto bien balanceado en todas sus líneas, con un padrón de juego definido y aplicado en todo el año y con protagonistas de lujo como Taylor Twelman, Patt Noonan, Steve Ralston, Clint Dempsey, Shalrie Joseph o el propio uruguayo José Cancela, sin olvidarnos de la experiencia de un Jay Heaps o un Joe Franchino en la zona defensiva. New England sigue siendo el favorito, ya no de la Conferencia, sino para estar en la definición del torneo.

Pero no es menos cierto que también D.C. United sigue creciendo y a la hora de la verdad el conjunto capitalino tiene nueve copas sobre su espalda y eso indudablemente pesa. El conjunto dirigido por Peter Nowak si bien tuvo buenos momentos y también de los otros, debió afrontar la disputa de tres torneos en el año, con una participación internacional realmente interesante en la Copa Sudamericana y de no mediar algo realmente inesperado, estará en la final de la Conferencia y con gran chance también de llegar a la final. Washington tiene un gran material humano, avalado incluso con la presencia de los dos argentinos que están rindiendo en gran forma, Christian Gómez, talento del medio campo y Facundo Erpen, quien llegó para convertirse en un auténtico líder, saltó a la titularidad y fue figura en cada presentación. Y Jaime Moreno y Ben Olsen y Derma Kovalenko y Freddy Adu, cada vez más jugador. D.C. United no es solo un equipo de futbolistas con buenas condiciones, es un grupo con una mentalidad ganadora, en general muy superior al resto, que le han permitido alcanzar la cima en otras oportunidades y que nos llevan a pensar que le sobran argumentos como para repetir.

MetroStars llegó a la meta, clasificar para los playoffs. De aquí en más está jugando un tiempo extra. Sería muy bueno para los góticos poder subir por lo menos, un nuevo escalón, pero no hay que confundirse. Hasta aquí alcanzó con la gran motivación, que significó sin ninguna duda, la presencia de Mo Johnston, aunque ningún técnico, por más condiciones que tenga en esa función, puede armar un equipo en un par de semanas, por lo menos, no se puede pensar en un equipo con posibilidades de ser campeón. Si lo consigue sería consagratoria para el entrenador y un pasaporte seguro a la próxima temporada, aunque no es aconsejable hacerse demasiadas ilusiones al respecto.

Si tenemos que jugar una opinión sobre la definición, después de ver y analizar a los rivales de una y otra Conferencia, pensamos que los equipos del Este están más cerca del título, sin olvidarnos de los 64 puntos de San Jose, que incluso goleó a Galaxy en su última presentación, pero con un resultado que no se ajustó para nada al trámite del encuentro, ni de la estupenda campaña de Dallas al comienzo de la temporada, pero que por diferentes circunstancias, está muy lejos de ser el mismo del comienzo.

Finales son finales y si bien es cierto que la motivación juega un papel importante, es también cierto que la mayoría de las definiciones, han quedado en la historia de la Copa en las manos de aquellos que mejor fútbol han desplegado a lo largo del año y por supuesto, sin olvidarnos del peso de las grandes figuras que cada uno tenga en sus filas.

Lo cierto, será un final de bandera verde, con la posibilidad para el aficionado de disfrutar de grandes encuentros a partir del próximo fin de semana. No se los pierda, que no es lo mismo estar en la cancha que verlos por la televisión. Vaya al estadio, aliente, sea parte del triunfo del representante de su ciudad y quien le dice que termine levantando la Copa.

Robert Sierra, comparte la conducción del programa "Sólo Fútbol" y en las transmisiones radiales del MetroStars por Radio WADO en Nueva York, es un periodista con años de experiencia en Uruguay y en los Estados Unidos. Si quiere hacerle algún comentario, escríbale a Sierramls@yahoo.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.