jonny walker

Tres puntos que duelen

Colorado logró su objetivo venciendo por la mínima diferencia a MetroStars en un partido con pocas acciones de gol sobre ambos arcos. El conjunto visitante jugó muy por debajo de sus posibilidades y el local, con un enorme esfuerzo, pudo marcar su gol y mantenerlo hasta la finalización del compromiso.

El problema grande del equipo de Bradley volvió a radicarse en el sector de mediocampo, donde el enorme desgaste que debió afrontar Amado Guevara, tras haber jugado entre semana con la selección de Honduras, le impidió estar en la plenitud de sus condiciones. Y a la discreta labor de todo el sector, se unió una confusión táctica, producto de la desesperación de cada uno por intentar resolver en forma individual lo que no se pudo en la faz colectiva.

La ausencia por lesión a último momento del capitán Eddie Pope, quien también había jugado con Estados Unidos por las Eliminatorias en los últimos tres días, conspiró para desequilibrar la defensa que no estuvo firme en general y que en particular debe buscar otra opción por el sector derecho, dado que Bonseu, que se adapta en forma excelente para jugar como central, no logra convencer cuando debe marcar la punta, lo que obliga al permanente retraso de Joselito Vaca, quien de esa manera hipoteca sus posibilidades de colaborar más eficazmente con sus compañeros en la elaboración del fútbol.

Con ese panorama es muy difícil que los hombres de ataque neto, al comienzo Glen y Wolyniec puedan tener claridad para definir, aunque aún con esos problemas, se las ingeniaron en un par de ocasiones, sobre todo el segundo, para estar cerca de conseguir algún gol que posiblemente hubiera cambiado el trámite del encuentro.

Colorado trabajó mucho para conseguir los tres puntos, con un excelente Joe Cannon en el arco, dos centrales muy firmes y un Kyle Beckerman fundamental, tapando todo en el medio, empujando al equipo adelante y llegando incluso en par de ocasiones muy cerca del arco custodiado con alguna indecisión por parte del portero Walker.

Las variantes del segundo tiempo parecieron darle un poco más de orden al conjunto gótico, con el ingreso de Fabián Taylor y Sergio Galván, recostándose Clark por derecha, pero no alcanzó, pese al gran esfuerzo desplegado en los últimos minutos para emparejar el marcador.

MetroStars ha mostrado mejor fútbol y fundamentalmente jugadores que individualmente tienen, en general, un rendimiento muy superior. Será cuestión de esperar que se recuperen físicamente y sacar las conclusiones de los errores de los dos últimos juegos, para volver a estar en carrera en la definición de la temporada. Argumentos para revertir la situación hay muchos. El próximo fin de semana será una cita obligada, para apoyar al equipo y jugar también desde la tribuna un partido decisivo.