Rich Schultz/MLS/WireImage.com

Sergio Galván Rey y su verdad

Sergio Galván Rey, un goleador, un buen jugador de fútbol y mejor persona, que por diferentes circunstancias, no ha podido aún obtener el reconocimiento de propios y extraños, ganado por méritos propios en otras tierras. Un hombre seguro de su trabajo que simplemente espera confiado la oportunidad de responder a quienes confiaron en su contratación.

Cómo son los últimos días Sergio?
-En lo personal muy bien, cada vez más adaptado al medio tanto yo como mi familia en este país y bueno en lo estrictamente futbolístico, creo que todavía no he podido rendir al máximo por muchos factores, que inciden para que eso no suceda. La falta de continuidad en competencia, poder tener más respaldo y apoyo de parte del cuerpo técnico y de esa manera, irme ganando mucho más su confianza y poder demostrar lo que se hacer, que estoy seguro le puede ser muy útil al equipo.

Cual es la diferencia entre el fútbol que practicabas en Colombia y el que tienes necesidad de jugar en MetroStars?
-Es totalmente diferente. En el Once Caldas jugábamos máximo dos toques, había mucho juego colectivo, gran precisión en los pases, se le daba gran importancia al balón a ras de suelo, mientras que aquí, si bien es cierto que también se quiere jugar bien al fútbol, algunos conceptos cambian en algunas posiciones. Esa es la transición que más me ha costado.

Y como ves al equipo cuando entramos en la recta final y existe la necesidad de ganar?
-Por lo visto en la Liga, los equipos son de momentos, cuatro o cinco partidos un equipo muestra buen fútbol y una gran regularidad y luego baja y aparece otro con las mismas características. Eso nos ha pasado a nosotros, pero lo más importante es mirar lo que viene, la recta final que ojalá nos encuentre en la curva ascendente. Considero que la hora de la verdad son los playoffs, sin bien es cierto que es bueno hacer un gran torneo, lo decisivo es en las etapas finales.

Seguís pensando que la MLS es tu futuro?
-Sí. Tengo fe que esto va a mejorar, pero no va a ser de un día para otro y no va a mejorar porque yo lo diga, tiene que mejorar incluso por la gente que creyó en mí, por eso estoy acá, yo no vine a MetroStars a ver que pasaba, ellos me vieron, aceptamos las condiciones de mutuo acuerdo. Yo necesito que de la misma manera que decidieron mi contratación, también la tomen para respaldarme más. Yo siento que no hay ese apoyo imprescindible, aunque estoy de acuerdo que el fútbol de hoy es de resultados y no da mucha espera, pero en mi caso, creo que han apostado y han invertido conmigo, pero no me han respaldado de acuerdo a lo que yo necesito para poderles responder como lo he hecho siempre en otras instituciones.

Te perjudica el estilo de fútbol que se practica? porque tu relación con el grupo es excelente, no...
- Con los compañeros e incluso con el cuerpo técnico tengo una excelente relación. Yo soy una persona muy tranquila, muy respetuosa de los demás y la verdad es que he encontrado un grupo humano excelente. Necesito seguridad. Al entrar al campo de juego yo se que soy un cambio fijo, y que jugador puede jugar en esas condiciones por más que ponga ganas y deseos de hacer bien las cosas. Es muy diferente cuando uno sabe que va a estar en todo momento y que la ocasión va a llegar para anotar un gol o poder solucionar la situación en algún instante. Es diferente a jugar condicionado. No hay esa continuidad, cosa que me extraña, dado que si los dirigentes con el consentimiento del Cuerpo Técnico estuvieron de acuerdo en mi contratación, no se por qué ahora no lo siento de esa manera. Y no lo digo en lo personal, donde reitero mi relación es buena, sino en lo estrictamente futbolístico.

Sergio, colombiano o argentino?
No, mi origen es argentino y nunca lo discuto. Lo que sucede es que la mayor parte de mi carrera la desarrollé en Colombia. Mi señora es colombiana, mi hija también y entonces adopté ese país porque siempre me trataron como si fuera el mío.

Y si juegan Argentina y Colombia?
-Me identifico más con el fútbol colombiano, dado que no tuve oportunidad de hacerlo en mi país de nacimiento. Me gustaría que el fútbol cafetero siga adelante. Si me tengo que decidir lo hago por Colombia porque es donde casi siempre jugué.