Greg Bartram/MLS/WireImage.com

A pensar en los playoffs

Tras la derrota sufrida el sábado por la noche en el estadio Crew ante Columbus, MetroStars deberá enfocar toda su atención en preparar el equipo para la disputa de los playoffs, olvidándose de la obtención de la Conferencia del Este.

Pese a que aún restan partidos muy importantes y que absolutamente nadie tiene nada asegurado, Columbus dio un paso grande para ganar la primera parte, al imponerse en forma clara a su rival y prolongar a trece, su impresionante racha de encuentros sin conocer la derrota.

El equipo de Andrulis se paró muy bien en el terreno de juego, con un fútbol realmente interesante, donde no existen posiciones fijas y la rotación, el toque y el buen trato del balón, fueron las características principales, más allá de reconocer también que un par de errores defensivos, le costaron dos goles que pusieron darle un dolor de cabeza.

Pero afortunadamente para los intereses locales, la mala noche también estuvo de parte de la defensa de MetroStars, que no pudo tener la mínima concentración y fue permitiendo que Edson Buddle jugara demasiado suelto a lo largo de todo el compromiso y terminara anotando cuatro goles, convirtiéndose en el héroe de la jornada.

Hay que reconocer que sin ser un gran equipo el rendimiento colectivo está resultando excelente y que jugadores como Elliot, Paule y Oughton, son la base de un medio campo, donde prevalece también la fuerza que le ha dado la presencia experiente de Tony Sanneth y la velocidad de un Frankie Hejduk que sorprende cada vez que pasa al ataque. Arriba, sin bien Martino no logró destacarse como en otras ocasiones, Buddle estuvo muy inspirado y cuando ingresó Cunningham tuvo mayor facilidad para encontrar los espacios y transformarse en una verdadera pesadilla para los centrales del equipo gótico.

Pese a ponerse en ganancia cuando recién comenzaba el juego por intermedio de Wolyniec, MetroStars no supo administrar la ventaja y casi de inmediato empató Columbus. La misma situación se planteó cuando logró el segundo gol de Gaven y en unos pocos minutos, otra vez Buddle emparejaba las cifras. El equipo no tuvo la recuperación de pelota necesaria, sacrificando a Guevara y Magee a una posición que no es la ideal para ninguno de los dos, como tampoco ha favorecido a Eddie Gaven jugar por el sector derecho y Pablo Brenes, que jugó bien con la pelota en sus pies, no alcanza aún el protagonismo que es capaz y permanece sin entrar en juego demasiado tiempo. En el ataque Wolyniec, Taylor o Glen, se ven en grandes dificultades para poder entrar en contacto con el balón que generalmente les llega por aire, con pelotazos en diagonal muy difíciles de dominar.

El ingreso de Ziadie ante la lamentable lesión que obligara a Bonseu a dejar el campo de juego, fortaleció la salida por derecha y seguramente será un refuerzo importante de la defensa para el próximo compromiso, dado que a las espaldas del primero, se volvieron a generar algunas brechas peligrosas, que dieron lugar por ejemplo al primer gol de Columbus. Pero no solo Bonseu falló, sino que toda la defensa tuvo una falsa actuación.

MetroStars estuvo lejos de su mejor rendimiento, pero nada impide volver al fútbol que el equipo ha demostrado que puede jugar. Ante Columbus se perdió bien y no deben existir excusas. No solo fueron dos goles de diferencia, sino que el funcionamiento colectivo del rival fue muy superior. Del equipo depende demostrar que hay material humano para volver al camino del triunfo y aún queda suficiente tiempo para seguir creyendo que la historia de los playoffs, puede ser muy diferente.