Stub

Nada como estar en la cancha

La temporada de fútbol llegó con todo. La MLS aún no llega a la mitad del torneo y la incertidumbre en cuanto a la definición, va creciendo en la medida que los equipos van ajustando formas y mejorando en la mayoría de los casos. La actividad internacional nos ha avasallado y entre las Eliminatorias Mundialistas en primera instancia, la Copa de las Confederaciones, Mundial Sub-20 y la actividad clubista en la Copa Libertadores, los aficionados han tenido oportunidad de disfrutar encuentros para todos los gustos.

La televisión vuelve a acaparar la gran atención con tanto espectáculo que se ofrece, sumado a las Ligas de los diferentes países, que hoy por día están al alcance de la mano de cualquier persona, con solo colocar un platito de metal, que baja partidos de cualquier latitud. Una verdadera lástima que esa impresionante cantidad de torneos, algunos de ellos de gran jerarquía, no puedan ser vistos a lo largo de todo el año y no en un par de meses, a lo que se resume toda esta seguidilla de encuentros internacionales.

Por si fuera poco, y esto es lo más interesante en el medio, ya se han efectuado algunos enfrentamientos entre selecciones dentro del territorio norteamericano y se seguirán disputando durante la temporada de verano, tanto en el Este como en el Oeste, con una asistencia, en la mayoría de los casos realmente interesante.

Todo esto nos parece estupendo. Al que le gusta la sopa, dos platos, aunque nada que se vea a través de una pantalla de televisión, por más grande que esta sea, puede compararse al placer de disfrutar un partido en vivo, rodeado del clima de la tribuna, que también juega y va, poco a poco, cobrando mayor importancia, en la medida que crecen los fanáticos de los equipos locales.

El torneo de la MLS, una vez disputado el Juego de Estrellas, que en esta oportunidad pinta más interesante que nunca y que marca, la mitad del año futbolístico, ingresará en la recta final y la expectativa en cuanto a la definición irá creciendo con el transcurso de las fechas.

En la Conferencia del Este, por ejemplo, no fue difícil pronosticar que New England Revolution sería uno de los grandes candidatos a ocupar los puestos de vanguardia, que muy posiblemente en esta oportunidad, no correría de atrás, sino todo lo contrario. Su integración y funcionamiento colectivo, nos llevaron a predecir con firmeza su ubicación, aunque es justo decirlo también, creíamos que el duelo de punteros, se daría entre los primeros y el representante de la capital de la nación. New England confirmó todo lo bueno que se podía prever, mientras que Washington, ha estado rodeado de altibajos y ahora ausencias, que seguramente han mermado su rendimiento.

Pero el camino por recorrer es aún muy largo y salvo el líder, que parecería ya tener ganado un lugar en los playoffs, el resto está tan parejo, que nadie se podría atrever a predecir qué puede suceder. Y la paridad no es solo en puntos, sino en integración y perspectivas de futuro. Chicago está segundo, con ventaja de tres, cuatro y cinco puntos sobre MetroStars, D.C. United y Kansas City Wizards respectivamente, lo que significa estar prácticamente en la misma ubicación y aunque aparezca algo más relegado, Columbus con un encuentros menos disputado, no pierde la esperanza de alcanzar al grupo.

Los equipos mantienen intactas sus posibilidades de clasificación y en la medida que se llegue a la etapa culminante, saldrán dispuestos a dejar absolutamente todo en el terreno de juego en pos de una sola Copa, con muchos aspirantes. El nivel colectivo continúa mejorando y las muy buenas figuras, no se pueden desconocer. Nadie en el mundo, puede en este momento dejar de reconocer que un equipo norteamericano, es capaz de competir con buen suceso en la mayoría de los mercados futbolísticos y que cada día se acerca más el momento de estar presentes con buen suceso, en algún torneo internacional de jerarquía, como sucediera en la Copa de Campeones de CONCACAF y en la ya no existente Copa Merconorte. El coqueteo permanente de CONMEBOL con la CONCACAF, de la mano de la necesidad económica del mercado del sur, dará en poco tiempo apertura a los norteamericanos que podrán tener de esa forma mucho más continuidad en su actividad.

Bienvenido el fútbol por donde sea, aunque nada hay como disfrutar un encuentro en la cancha y participar de un desarrollo local que cada día golpea con más fuerza y entusiasmo.

Robert Sierra, comparte la conducción del programa "Sólo Fútbol" y en las transmisiones radiales del MetroStars por Radio WADO en Nueva York, es un periodista con años de experiencia en Uruguay y en los Estados Unidos. Si quiere hacerle algún comentario, escríbale a Sierramls@yahoo.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.