Wolyniec (izq) con su gol, y Magee con su persistencia, fueron fundamentales contra SJ.
R. Schultz/MLS/WireImage.com

MetroStars superior a San Jose

Mejorando mucho con relación al encuentro frente al D.C. United, MetroStars consiguió una justa victoria sobre San Jose el pasado fin de semana. De principio a fin el equipo dirigido por Bob Bradley fue el único decidido a conseguir los tres puntos y por allí comienza a justificar haberlos conseguido, aunque también futbolísticamente el local mostró más argumentos que su rival.

Ausencias destacadas por uno y otro lado obligaron a algunas variantes en ambos conjuntos, en defensa y media cancha por MetroStars, ante la convocatoria de Eddie Pope y Eddie Gaven a la selección de los Estados Unidos, en ataque fundamentalmente por parte de San Jose, perdiendo nada menos que a Landon Donovan y Brian Ching, aunque también Brian Mullan estaba en el núcleo de Bruce Arena, para su compromiso internacional amistoso ante Polonia.

Y el conjunto de Bradley hizo las cosas de principio a fin, amparando en un gran trabajo de Kenny Arena en el fondo, la movilidad de Amado Guevara y Joselito Vaca en medio juego junto con el esfuerzo de Mike Magee que incluso tuvo piernas para estar en un par de jugadas de gol y fue el responsable de que le cometieran el penal, que el catracho transformó en el segundo gol del equipo gótico. Más allá, el tratar de jugar siempre por bajo pese a que se reiteró la centralización del fútbol y la poca participación de los laterales en ataque, que de ninguna manera favorece el trabajo ofensivo.

Arriba Sergio Galván arrancó en forma estupenda y pese a que su fútbol no encontró eco en sus compañeros, siguió, mientras estuvo en el terreno de juego, siendo una pieza táctica importante. Y John Wolyniec que no tuvo una jornada feliz, fue quien abrió el camino de la victoria con un soberbio gol, que arrancó en Guevara y culminó realmente como los que saben. Ese gol le dio tranquilidad a la oncena de casa y pese a que San Jose intentó, su fútbol estaba programado para aguantar, sin argumentos para cambiar el panorama, sin creadores capaces de desequilibrar, pese a la movilidad constante de De Rosario, que no encontró nunca compañía en el discreto trabajo de Jamil Walker, que incluso se perdió un gol hecho en los primeros cuarenta y cinco minutos.

En la segunda parte Amado Guevara levantó su accionar, colaborando más con un Ricardo Clark que había perdido frente a la superioridad numérica del rival en el medio, pero que también fue agarrando terreno. San Jose tuvo que cambiar sobre la marcha ante la lesión de Ryan Cochrane, pasando Craig Waibel a actuar como central y Wes Hart como marcador lateral, ingresando el salvadoreño Arturo Alvarez, que de arranque protagonizó una gran jugada, pero después no repitió. Esta variante obligó también a que Ramiro Corrales tuviera que actuar por derecha, no fue lo mismo, dado que el hombre de ascendencia centroamericana se sentía más cómodo sobre el sector izquierdo.

A MetroStars le faltaba únicamente culminar en la red su superioridad en la cancha. Un par de remates de Guevara estuvieron muy cerca, una oportunidad de Magee y algún cabezazo de Wolyniec estaban marcando la diferencia.

Lo importante era ganar y se consiguió, si además se jugó mejor que el rival bienvenido sea, pensando en los tres puntos y en que el próximo encuentro es nada menos que ante Chicago, en la propia Ciudad de los Vientos.

El público volvió a creer y pese a la derrota anterior, concurrió en un número de catorce mil espectadores a apoyar a MetroStars con la esperanza del triunfo, importantísimo para mantener chance de seguir aspirando al primer lugar de la Conferencia. Hoy por hoy, el equipo de Bob Bradley cumplió.