Eddie Gaven (Izq.) lucha por un balon con Earnie Stewart.
Rich Schultz/MLS/WireImage.com

MetroStars pierde el primer round

EAST RUTHERFORD, NJ - Con un planteamiento muy inteligente en todos los sectores de la cancha, D.C. United sacó del estadio de Los Gigantes, un resultado que lo acerca mucho a la segunda ronda de playoffs. La victoria por dos tantos contra cero, más allá de que el primer tanto fue convertido en clara posición fuera de lugar, fue justa con el trámite del encuentro. El portero de MetroStars Jonny Walker resultó una de las mejores figuras del partido, ahogando el grito de gol del visitante en un partido de ocasiones.

MetroStars intentó poner en la cancha un planteamiento diferente, encimando con Parke y Leitch a los delanteros de punta de Washington y dejando a Eddie Pope suelto para cubrir la espalda de sus compañeros y aunque bloqueó la subida de Kovalenko y Steward en los primeros cuarenta y cinco minutos, en el complemento el segundo fue una pesadilla para la defensa local.

La confusión fue muy grande en media cancha, donde D.C. United tiene hombres de muy buen manejo, que en general tuvieron la pelota, aunque sin la profundidad de otras oportunidades. Tim Reegan, generalmente hombre de marca, extrañó mucho su ubicación por derecha y Ricardo Clark con Guevara, no fueron suficientes para contrarrestar la superioridad numérica que en ese sector ponía el equipo de Peter Nowak.

Quizás alguna variante, ya en el primer tiempo, hubiera favorecido la contención y fundamentalmente el armado. El ingreso de Joselito Vaca no cambió el panorama, porque ya era demasiado tarde y mucho menos el de Sergio Galván, quien jugó escasos minutos, sin poder entrar en el trámite del encuentro. Se le hizo muy difícil, sin volantes que generaran buen fútbol, poder dominar la pelota, en general de espalda al arco, tanto a Wolyniec como a Corneil Glen, que intentaron, sobre todo el segundo, la maniobra personal, pero que perdieron en forma reiterada, ante la marca bien escalonada de los rivales.

Un excelente trabajo de Rimando en el arco, muy bien secundado por el capitán Nielsen, Petke y Namoff, los tres del fondo del D.C. que se vieron favorecidos porque MetroStars nunca abrió el terreno de juego, como tampoco remató de media distancia. En mitad de terreno, el argentino Gómez estuvo por debajo de sus posibilidades, mientras que Carrol y Olsen trabajaron muy bien su sector y los dos volantes por afuera, Stewart y Kovalenko, fueron creciendo con el encuentro. Washington fue un equipo seguro, esperando para en cualquier instante, liquidar el compromiso y si bien no se dio en la etapa inicial, en un par de ocasiones por la excepcional gestión del portero Walker, los goles llegaron en el minuto 67 y 88 para que primero Stewart y luego Skandarian, liquidaran las aspiraciones del dueño de casa.

Una falsa actuación del conjunto de Bob Bradley, que deberá retomar el libreto original, es muy difícil realizar tantas variantes tácticas en el último juego de la temporada y evidentemente se pagaron las consecuencias.

No es imposible cambiar la historia. MetroStars es mucho más de lo mostrado en este encuentro, pero para ello, debe aparecer más firme en defensa y tener también mayor coordinación y claridad en el sector medio. Quizás la única manera de ganarle a un muy equipo como Washington, es colocando en la cancha a los mejores exponentes técnicos que dispone el plantel y dentro de ese panorama, es muy posible que los nombres de Gilberto y Vaca sean grandes candidatos. No alcanza con tapar la salida por los laterales o bloquear la conexión de los volantes rivales con los hombres de punta. Hay que salir a realizar el juego de MetroStars, aquel de pelota bien jugada, por bajo, con velocidad y sorpresa por los laterales que tuvo picos muy altos en el correr del año y que parece haberse olvidado por completo. Y quizás también no sea un buen momento para cambiar el libreto defensivo, aunque tenemos que admitir que la salida de Ziadie, que seguro estará para la revancha el próximo sábado, conspiró contra un mejor rendimiento de ese sector.

Será difícil, no imposible. Hasta el momento, sin jugar un gran partido, D.C. United fue bastante más, ganó merecidamente y es candidato. Pero el fútbol da revancha siempre y la juventud y talento de algunos jugadores de MetroStars, está más que comprobada. Ya no queda mucho para trabajar ni para cambiar. Sí para esperar, que en el orden personal, el segundo partido de estos mismos rivales, que puede ser el último, encuentre a algunas figuras de la gravitación enorme de Amado Guevara, por ejemplo, en su máxima expresión. Esa es la esperanza y ojalá que así sea.

El árbitro Kevin Stott no tuvo una noche feliz y mucho menos su primer colaborador Chris Sttickland, quien debió sancionar un claro fuera de juego, en oportunidad del primer gol del D.C. United. Stott además dejó pasar una jugada dentro del área, en la que se cometió infracción contra John Wolyniec. Tampoco estamos diciendo que MetroStars perdió por el conductor del encuentro, simplemente que gravitó en el marcador y no dio la sensación de un trabajo seguro y de jerarquía.

Robert Sierra, compartiendo la conducción del programa "Sólo Fútbol" y en las transmisiones radiales del MetroStars por Radio WADO en Nueva York, es un periodista con años de experiencia en Uruguay y en los Estados Unidos. Si quiere hacerle algún comentario, escríbale a Sierramls@yahoo.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.