Rich Schultz/MLS/WireImage.com

MetroStars confiado ante Kansas City

MetroStars enfrenta el próximo miércoles uno de los partidos más difíciles de la temporada. Frente a sí, estará en mi opinión, el mejor equipo de la Liga, cuyo juego se basa, más allá de algunas individualidades, en un estupendo funcionamiento colectivo, religiosa base de todas las formaciones que orienta su entrenador. Bob Gansler es un viejo y sabio conocedor de este deporte y los resultados están a la vista. Con dos encuentros menos que el Galaxy de Los Angeles, Kansas City está a un punto de los californianos, lo que indica claramente que estamos en presencia del cómodo superlíder del torneo.

Kansas City sin ser un gran equipo, su técnico una vez más, le ha puesto el sello característico de un estilo tradicional. Por su libreto pasan el aprovechar perfectamente los espacios, el intentar siempre buscar el toque prolijo y seguro y el no dar nunca un encuentro por perdido, esperando la oportunidad del descuido del rival, para aprovecharla con la estocada precisa. Un gran poder de concentración es también un factor importante en el esquema de entrenador que ha sabido explotar a la perfección las cualidades de todos los integrantes del plantel.

Kansas es un hueso duro de roer y en su cancha parece ser un rival de gran cuidado. Su mayor problema se presenta cuando tienen que aparecer los hombres que sean capaces de desequilibrar por su sola presencia en el terreno de juego, más allá de lo que puede proponer su libreto, cuando no alcanza el trabajo de la semana y hay que sacar algún conejo de la galera para volcar la balanza a su favor. La personalidad de nuestro viejo conocido Tony Meola, es quizás el punto más alto, junto al esfuerzo de Diego Gutiérrez o Kerry Zavagnin en defensa y media cancha respectivamente, aunque convengamos que en cuanto a nombres MetroStars aparece en un plano muy superior.

El equipo de Bob Bradley llega motivado tras su victoria como local ante Chicago, esperando confirmar su buen momento y los resultados alcanzados en las dos últimas jornadas tanto en Chicago como en el estadio de Los Gigantes, donde de seis puntos en disputa frente al representante de la Ciudad de los Vientos, se quedara con cuatro valiosas unidades.

Estamos seguros que el técnico sacó las conclusiones del último juego y corregirá los puntos que no estuvieron firmes, para mostrar en la cancha, más allá de los resultados, un juego que le permita sorprender a Kansas. MetroStars está en condiciones de sacar un buen resultado. Sus argumentos son buenos, la propuesta de Bradley también ha dado un magnífico saldo favorable en la mayoría de los encuentros y será el momento propicio para que aparezcan los nombres, que en esta ocasión, se me ocurren pueden ser la base de una victoria, que más allá de los tres puntos en juego, significa consolidar posiciones y el excelente momento del líder de la Conferencia del Este.

Un par de retoques en defensa serán imprescindibles. De jugar con cuatro hombres atrás, la última línea deberá volver al achique, procurando que sus defensores, lleven la última línea prácticamente a la mitad de la cancha y fundamentalmente cuidar la espalda de los marcadores laterales especialmente el sector derecho. Arriba la vuelta de Fabián Taylor parece otro de los puntos altos, aunque queda nuevamente la incógnita si no será un buen momento para el fútbol del argentino Sergio Galván Rey, quien recuperado, está a la orden y con gran entusiasmo para demostrar definitivamente su capacidad.

De todos modos el medio juego parece ser también decisivo frente a Kansas, donde se hace muy importante la presencia de algún volante de recuperación y donde la presencia de Ricardo Clark como central, delante de los defensas, parece ser lo más acertado. Y desde luego, que una vez más el rendimiento de Joselito Vaca y de manera especial del hondureño Amado Guevara, parece ser la llave del éxito de un equipo que tiene argumentos muy sólidos como para pensar en la victoria.