Stub

La rivalidad continúa el 6 de abril

Finalmente los mexicanos supieron tener el control del partido y les ganaron a su archirival, Estados Unidos.

Nadie, de los que somos aficionados al fútbol, hemos olvidado que fueron los estadounidenses los que eliminaron a nuestra selección en el Mundial 2002, y por supuesto que los jugadores mucho menos y desde el lunes 21 de marzo que inició la concentración, entre ellos mismos se calentaban el orgullo de no permitir que el equipo de las estrellas y las barras les ganara en su propio estadio.

Claro que el rival, a pesar de decir que no le preocupaba jugar en el Estadio Azteca, se concentró un mes antes del juego en las montañas de Colorado y a pesar de que la estrategia de estar en lo alto de las montañas, era para tratar de tener una altura similar a la Ciudad de México, abría que preguntarles si les afectó la contaminación y el calor, porque a las doce del día la temperatura ya alcanzaba los 23ºC.

Y bueno, ¿qué les puedo decir si mi país ganó?, intentaré ser objetiva.

En general se me hizo un buen partido, sobretodo el final de los dos tiempos.

Antes del medio tiempo, México ya estaba arriba en el marcador por dos goles y me gustó que ese no fue motivo para que el Tri dejara de atacar.

Sin embargo, para el segundo tiempo México sí dejó de ser ofensivo, sin que esto signifique que su acción defensiva aumentara, simplemente se descuidaron, desconcentraron e incluso confiaron un poco y fue cuando Eddi Lewis hizo el primer gol de su equipo en el partido y de su país en el Estadio Azteca; y sólo así los locales reaccionaron un poco, pero no suficiente, ya que después de la anotación hubo varias ocasiones en la que los contrincantes estuvieron a punto de lograr el empate.

Los últimos 15 minutos del encuentro se me hicieron bastante emocionantes, pero a la vez me decepcioné un poco, porque México estuvo a punto de anotar el tercer gol, pero les faltó contundencia, que desde mi punto de vista se traduce en lentitud para dar los pases o los centros y, obviamente, la zaga estadounidense los alcanzaba.

El arbitraje dejó mucho que desear, aunque si algo se rescata es que un mal arbitraje no favorece a ninguno de los dos equipos.

Por lo pronto la selección mexicana ya debe de enfocarse al siguiente partido que será contra Panamá, y a pesar, de que se considera un rival sin gran dificultad, jamás deben de subestimar al rival porque los únicos sorprendidos serán ellos.

De otra cosa
El sábado 26 de marzo Chivas USA fue derrotado por el Osasuna, bastó un error grave en la defensa estadounidense para que los españoles se llevaran el partido, aunque no todo es negro, estos partidos les pueden servir al equipo rayado para analizar sus errores y enmendarlos para hacer el mejor papel posible en su liga.

No te lo puedes perder
El 6 de abril, Pumas se enfrentará a D.C. United en la Copa de Campeones de CONCACAF, será un partido fuera de lo común, y aunque amos equipos son de club, creo que se vivirá como otro México-Estados Unidos, por la historia y fama de ambos en sus respectivos países.

María del Mar Salinas es actualmente guionista del programa 'HAZAÑA el deporte vive' del canal Galavisión. Si quiere hacerle algún comentario, escríbale a marimar_salinas@yahoo.com.mx. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.