InterLiga, una mirada al futuro

Con el desarrollo del fútbol en los Estados Unidos también llegará la competencia internacional. No es novedad para nadie que el nivel de los equipos de la MLS, ha dejado asombrados a muchos, en cada oportunidad que han tenido de aparecer en alguna competencia fuera de fronteras. El ejemplo más gráfico fue la obtención por parte del D.C. United de la Copa de Campeones de CONCACAF en 1998 y un año después la brillante actuación de este mismo equipo, ganando la Copa Interamericana. En la recordada Copa Merconorte ningún equipo del norte desentonó, jugando de igual a igual con todos los rivales a su frente.

Desde hace varios años hemos sostenido que de la misma forma que son invitados a intervenir equipos de CONCACAF en la Copa Libertadores de América, por razones exclusivamente económicas, también sería justo que en alguna oportunidad se tuvieran en cuenta a los representantes del fútbol norteamericano.

Y no es menos cierto que la CONMEBOL mira con muy buenos ojos la participación de los equipos del norte en sus torneos, pensando siempre que es un mercado inexplorado, que puede dar los mejores dividendos con muy poco riesgo y con un margen de absoluta seguridad en todos los aspectos de organización.

La apertura de las fronteras al fútbol internacional nos gusta, nos entusiasma y nos parece parte del proceso que debe seguir este medio para continuar su ascenso. De la misma forma que se importaron jugadores de categoría y de trayectoria, para que fueran la vidriera capaz de atraer al público necesario, hay que mostrarle a la gente algún torneo internacional, especialmente en la temporada de invierno, para que no pierda su entusiasmo y tenga, por lo menos en algunas zonas, la continuidad imprescindible en este deporte.

Ahora bien, esa apertura debe llegar asociada con la realización de torneos en años venideros que contemplen la participación de equipos de este país. Los Estados Unidos no son México, ni es bueno que se vea este mercado como una prolongación de la actividad azteca en función de la cantidad de oriundos de ese país que viven especialmente en la costa oeste. La InterLiga 2005 ha mostrado que el interés es real, así como el entusiasmo de los aficionados por ver espectáculos futbolísticos. Pero América, Toluca, Chivas o el equipo que sea, no pueden suplantar al Galaxy, Chivas USA, u otros equipos de este país. Que bueno sería ver de futuro una InterLiga, en la que lucharan por la participación en la Libertadores equipos de ambos países, o que en medio del duro invierno del Este, se organizaran en California o en la Florida torneos que podrían adaptarse perfectamente por ejemplo a las pretemporadas de los equipos sudamericanos, que se encuentran en pleno verano. En ambas plazas los espectáculos internacionales rara vez han fracasado y estoy convencido de que el público respondería con una concurrencia masiva a la presencia de equipos argentinos, brasileños o del país que sea, que se sumarían a las continuas apariciones de equipos de zonas geográficas mucho más cercanas.

El inicio del 2005 no puede ser mejor, un gran torneo en disputa, muestra grata de un futuro más que prometedor, en la medida que se busque, repito, la inserción de representantes locales. La idea de hacer que los equipos estadounidenses tengan actividad todo el año, debe ser considerada como otro gran paso de la Liga. Es seguro que contribuirá a disminuir los costos y fundamentalmente a que el aficionado se olvide, por lo menos en parte, de los equipos de sus países de origen, en el caso de los extranjeros, y apoye al representante de su zona en los Estados Unidos.

Y desde luego que surgirán los comentarios adversos y pesimistas. No faltará quien se manifieste en contra, pensando qué atracción puedan ser los norteamericanos en Sudamérica, por ejemplo, pero cuando los resultados deportivos indiquen que no es fácil derrotarlos, es seguro tendrán que cambiar de opinión. Y es indiscutible que la presencia de equipos de plazas más fuertes, siempre resulta de gran convocatoria en cualquier parte de este país.

Lo dicho, vamos por el buen camino, el éxito de la InterLiga debe servir para buscar otros caminos, aprovechando la buena recepción, antesala seguramente de otro gran año, con la motivación extra de la presencia de nuevos equipos, especialmente de las Chivas USA, que nadie duda, será un auténtico suceso.

Robert Sierra, compartiendo la conducción del programa "Sólo Fútbol" y en las transmisiones radiales del MetroStars por Radio WADO en Nueva York, es un periodista con años de experiencia en Uruguay y en los Estados Unidos. Si quiere hacerle algún comentario, escríbale a Sierramls@yahoo.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.