Metros tiene que apostarle al triunfo.
Rich Schultz/MLS/WireImage.com

Ganar y ganar, la opción de MetroStars

¿Por qué llega un equipo como MetroStars a una situación tan difícil como la que tiene por delante? Se podrían analizar cantidad de circunstancias en las cuales quizás no se compartan las opiniones, pero no es el momento. El balance seguramente se hará al final de la temporada.

Es importante analizar las posibilidades reales del equipo en pos de la clasificación para los playoffs de la temporada 2005. Resulta por demás interesante ver línea por línea, cuales pueden ser las mayores virtudes y los defectos, que en general, se han venido reiterando, en la mayoría de los encuentros y que será difícil que se puedan corregir, en los siete encuentros que restan para el final del torneo.

A simple vista, la situación no es nada fácil, sobre todo teniendo en cuenta los rivales que tiene ante sí el conjunto dirigido por Bob Bradley, que ha dejado escapar situaciones muchos más favorables, frente a equipos, que en los papeles por supuesto, no calzan los puntos del cuadro rojo y negro.

El difícil recorrido, casi con matices dramáticos, dado que ni siquiera sirven los empates y los antecedentes no llevan a confiar demasiado, arranca frente a un rival que le ha resultado accesible al equipo de Bradley, sin dejar de reconocer, que en cuanto a planteamientos técnico-tácticos, para mi gusto por lo menos, Bob Gansler es uno de los mejores entrenadores del medio. Kansas City, no es un rival fácil, pero ante este equipo Metros es favorito, no por la campaña, sino por la integración de su plantel. En condiciones de actuaciones normales, debe imponer el mayor peso de sus figuras individuales y conseguir, por lo menos en casa, los tres puntos en disputa. La clave, con un rival directo, es el encuentro revancha, en terreno rival. Allí puede comenzar a definirse la situación de ambos, aunque Kansas, aún perdiendo los dos partidos con MetroStars, tiene chance de continuar en carrera.

En la fantástica situación que Metros consiguiera los seis puntos con Kansas, no crean que estará tranquilo, todo lo contrario. A continuación debe jugar, hoy por hoy, con el mejor equipo de la liga, New England Revolution. De lograr la victoria como local y un empate como visitante, podrá seguir soñando, aunque desde luego, que pueden existir otras circunstancias, no muy probables, que los equipos directamente involucrados pierdan puntos y se facilite en algo la situación de los góticos.

Como si fuera poco lo anterior, le estarían quedando D.C. United, primero como local y luego en el RFK de la capital de la nación, en el medio un partido con Chicago en la Ciudad de los Vientos y como broche final de una campaña con demasiados altibajos, viajar a California, para disputar el último encuentro ante las renovadas Chivas USA de Paco Palencia, Ramón Ramírez, el "Loquito" García y compañía.

Para los ajenos al equipo, es casi un milagro, remontar la diferencia en puntajes con los que están por encima en la Conferencia, casi no perder puntos de aquí al final, y sobre todo, mantener una regularidad que le ha sido esquiva en todo el año. También tiene que contar con la dicha de no tener jugadores lesionados, por lo menos los hombres claves, dígase Djorkaeff, Guevara, Razov, que en lo previo, por lo menos, son los más capaces para hacer pesar su jerarquía, personalidad y experiencia. Tanto el plantel como los fanáticos, creen que aún están a tiempo.

El mayor problema de los dirigidos por Bradley está en defensa. El entrenador no ha podido establecer aún quienes son los titulares indiscutidos. Lesiones, suspensiones, actuaciones irregulares, son todos argumentos a tener en cuenta, pero lo concreto, no está claro quienes serán los cuatro que vestirán la roja y negra delante del excelente Tony Meola, para quien los años, parecen no haber pasado.

En principio no podrá jugar Parke el próximo fin de semana, habría que saber si Mendes está bien, si Agoos se ha recuperado, y si Ryan Suárez puede ser de la partida. Si tuviera que jugar una opinión, en función del análisis de la actuación de cada uno a lo largo del año, podrían ser para este encuentro Chris Leitch, de los que siempre hacen falta, Ryan Suárez, Carlos Mendez y Tim Ward, pero desde es el entrenador quien decide quienes estarán dentro del campo de juego. Queda claro, sin embargo, que con las buenas intenciones no alcanza, y dentro de ese panorama, que puede agregar a Reegan, que da una mano en cualquier posición, el suspendido Parke y Agoos, que de lateral no puede, pero aporta experiencia como central, hacen mucha falta los que están convencidos que se puede. Esa es la razón fundamental por la que ni Suárez ni Leitch pueden quedar al margen.

Delante de la defensa Michael Bradley se ha convertido en un jugador destacadísimo. Para su juventud, su evolución resulta muy buena. Mantiene un estilo y una línea, tiene personalidad y su fútbol es parejo a lo largo de todo el encuentro y en casi todos los partidos juega igual. Pero desde luego que no alcanza con Bradley para marcar a todos los rivales que juegan en ese sector. Si vuelve Lisi, dará tranquilidad, si se debe seguir improvisando con Magee, Gaven o el propio Guevara marcando y jugando desde atrás, no será una buena situación.

El panorama es más sencillo de media cancha hacia arriba. El Metros Guevara dependiente, está más vigente que nunca en la creación y de éste depende gran parte de la suerte de todos. Claro que Djorkaeff ayuda y los goles de Razov, si no se empecina en pegarle de cualquier lado y espera el momento propicio para rematar, serán de mucha ayuda. Y es seguro que Sergio Galván, si juega en función de ataque y no corriendo por toda la cancha, hasta quedarse sin piernas y sin visión para lo suyo, que sigue siendo el gol, puede ser clave. Es un gran jugador, que ha puesto todo de su parte, lo que falta no es su responsabilidad. Y el aporte de Magee, o de un Gaven muy joven y muy confundido. Si agranda la cancha, si regula las energías y tiene continuidad, talento sobra. Por allí el volante argentino Daniel Garipe, quien puede firmar contrato en las próximas horas, puede dar una buena mano, pero eso habrá que verlo en la cancha. No es fácil adaptarse al medio y ser figura en los primeros encuentros, siempre pensando que llegará para jugar y no para mirar desde el banco cada partido, esperando la próxima temporada.

No hay mucho más, en la comparación con los rivales directos hombre a hombre, parecería que no le llevan ventaja, claro que hay otros factores que inciden, por ejemplo, la actitud que en algunos encuentros sorprende y en otros, no ha estado a la altura de las circunstancias.

Lo concreto es que Metros está en carrera, cree que puede y sueña con la final. Su propio Presidente Alexi Lalas ha sido claro al expresar "solo sirve ganar, quiero hombres dentro del terreno de juego, por encima de sus condiciones técnicas y tácticas".

Parecería que ha llegado la hora de confirmar esas palabras.

Robert Sierra, comparte la conducción del programa "Sólo Fútbol" y en las transmisiones radiales del MetroStars por Radio WADO en Nueva York, es un periodista con años de experiencia en Uruguay y en los Estados Unidos. Si quiere hacerle algún comentario, escríbale a Sierramls@yahoo.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.