Stub

Fútbol... pasión de multitudes

Por supuesto que la frase no es nuestra. La hemos venido escuchando desde que nacimos, y aunque parezca mentira, tiene absoluta y total vigencia. El fútbol sigue siendo el deporte más importante del mundo, sin lugar a ninguna discusión, le pese a quien le pese. Para muestra bastaría con observar los números que deja como saldo un Campeonato del Mundo, en donde sí están representados todos los continentes y sus respectivos países, tras una larga disputa de eliminatorias, en algunos casos, demasiado extensa podríamos decir.

En las últimas semanas, la fiebre de este deporte vuelve a pegar fuerte y en todas partes de América y de Europa, no existe otro tema de discusión. El difícil camino hacia la próxima cita mundialista, Alemania 2006, acapara la atención y se vive con una expectativa muy particular, la posible clasificación o eliminación de sus respectivas selecciones.

En América del Sur, cuyos países no solo ven al fútbol como el deporte "rey", sino que es parte misma de la idiosincrasia de la mayoría de sus habitantes, el hecho de disputarse tal o cual encuentro es motivo de interrupción general de las actividades públicas, a fin de permitir que todos sus habitantes puedan disfrutar de la gran fiesta popular. En muchos casos, el Gobierno ha intervenido para ordenar la difusión de las imágenes por televisión abierta, quitando así del medio el negocio a los canales de cable, que generalmente desean acaparar los eventos más importantes.

Y si apasionantes han sido la disputa de los encuentros hasta este momento, mucho más lo serán en la medida que avance la definición y sobre todo cuando se ha creado más que nunca una duda grande en cuanto a quienes serán los cuatro clasificados directamente y cual es la selección que deberá disputar el famoso repechaje, con la selección clasificada por Oceanía. Argentina, Brasil, Ecuador y Paraguay parecen, hoy por hoy, ser los privilegiados, aunque los guaraniés son quienes se encuentran en la posición más difícil. Pero teniendo en cuenta los rivales y su calidad de local en la mayoría de los partidos, casi no queda duda que serán estos cuatro, quienes avancen en forma directa a la máxima cita europea. La otra media plaza, quedará para el remate final de Colombia, que ha mejorado y tiene grandes aspiraciones, Uruguay que sigue su lucha, aunque con posibilidades muy escasas, Chile casi en la misma situación que los charrúas y Venezuela que sigue soñando y dada las circunstancias, es muy posible que vea, una vez más relegadas sus aspiraciones.

En Centroamérica el panorama es mucho más claro. Estados Unidos y México solo dejan como duda quien ocupará el primer lugar y quien será el escolta, pero nadie se atrevería a opinar que ambos no estarán en el Mundial. Es mucho más complicado saber quien será el tercero y dado como arrancó el torneo, es muy posible que las sorpresas estén a la orden del día. Guatemala, Costa Rica, Trinidad Tobago y Panamá, ganarán y perderán puntos entre sí y nada estará dicho hasta el momento final de la competencia.

Las grandes selecciones europeas, aún con algunos tropiezas, también llegarán y la idea, de un mundial con equipos del Viejo Continente como los grandes favoritos, se nos viene a la mente cada vez con mayor intensidad, por diferentes circunstancias.

La idea no es en esta columna ponerlos al día con la marcha de las Eliminatorias, para eso necesitaríamos mucho más espacio, solo hemos hecho un breve repaso de cómo están las cosas, pero sí nos interesa traer nuevamente a la primera plana, la absoluta y total vigencia del interés de los aficionados. Si a toda esa intensa actividad internacional, le sumamos una Copa Libertadores de América que sigue siendo la mayor atracción del continente a nivel de clubes y que se perfila como para pensar que un equipo mexicano, puede ser el Campeón por primera vez en la historia, una Copa Oro de selecciones que se viene con más interés que nunca, debemos estar de acuerdo que nos esperan estupendas jornadas para los amantes de este deporte.

Lo dicho, en los Estados Unidos, donde recién la MLS llega a su décimo año de disputa, los avances son maravillosos. Quien no lo vea de esta manera, está intentando tapar el solo con un dedo, lo que es posible realizar, pero por un lapso muy breve. Por ahora, disfrutemos de la liga y de la selección que va camino, una vez más, de estar entre los primeros, aún en el mundial alemán.

Robert Sierra, comparte la conducción del programa "Sólo Fútbol" y en las transmisiones radiales del MetroStars por Radio WADO en Nueva York, es un periodista con años de experiencia en Uruguay y en los Estados Unidos. Si quiere hacerle algún comentario, escríbale a Sierramls@yahoo.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.