Entre el sueño y la realidad

Con el corazón, con ganas, con rebeldía, con la convicción de una superioridad que puede aparecer, si el rendimiento del equipo es el balance entre la capacidad de sus jugadores y una táctica apropiada. Así saldrá a jugar MetroStars su primer partido de los playoffs el próximo fin de semana frente al DC United. Quizás la única sorpresa que puede recibir el visitante sea precisamente, encontrar un rival que salga a pelear el partido con las mismas armas, que tan veces le han servido a Washington para alcanzar la victoria.

MetroStars tiene la gran chance de golpear en primer término y viajar luego al dificilísimo estadio RFJ de la Capital, a intentar mantener una ventaja que debe lograrse este fin de semana como local.

Cada uno de los jugadores del plantel gótico está convencido que será victoria. Que bueno que sea así, que no existan dudas entre el sueño de lograr la Copa y una realidad que se presenta muy al alcance de la mano. Apenas son cuatro partidos, cuatro victorias que como nunca antes, pueden marcar la diferencia entre ganadores y perdedores.

El equipo llega en inmejorables condiciones. Plantel completo, salvo las ausencias por lesión que marcaron a Mark Lisi y Michael Bradley fuera del equipo por el resto de la temporada y de Craig Ziadie, que deberá pagar un encuentro de suspensión por su expulsión en el último partido de la temporada regular. Pero Bob Bradley dispone de una serie de cartas que estamos seguros sabrá jugar como nunca. Por muchas circunstancias es el partido de su vida y de los jugadores y de nosotros mismos, que marcamos un entorno que ya no admite fracasos.

Pero el sueño está avalado con argumentos realmente importantes. No es ninguna novedad que para nosotros, este plantel es el mejor de la historia de MetroStars. Por integración y por trabajo e incluso por cantidad de muy buenos jugadores, algunos de los cuales no han alcanzado aún, el nivel que pueden. Será una oportunidad única. El sábado es de vida o muerte, casi sin mañana. Un triunfo claro, abre un panorama sumamente optimista, el mismo que en lo personal mantenemos con relación a este encuentro.

El entrenador gótico es seguro que mantendrá su padrón de juego con cuatro hombres en el fondo, cuatro volantes y dos puntas. Walker y Pope en defensa deberán ser los abanderados de la experiencia, tranquilidad y jerarquía que nadie les discute, Pablo Brenes y Joselito Vaca son figuras fundamentales y están jugando en esta oportunidad, un futuro que puede tener características brillantes en la Liga. La peligrosidad de Glen y Taylor nunca se ha discutido y si le toca en suerte a Sergio Galván, será la chance de tener su noche de gloria también con MetroStars. La juventud de Parke, Magee, Gaven y Wolyniec debe transformarse en realidad y el Lobo, Amado Guevara, deberá ponerle al encuentro su toque de distinción, confirmando una jerarquía que aparece con más esplendor, en la medida que los riesgos son mayores. Y podríamos seguir con la fuerza de Leitch y la mezcla de temperamento con buen fútbol del brasileño Gilberto y así con cada uno de los integrantes del plantel. Todos confiamos en ellos, estamos seguros que éste es el juego del año.

Robert Sierra, compartiendo la conducción del programa "Sólo Fútbol" y en las transmisiones radiales del MetroStars por Radio WADO en Nueva York, es un periodista con años de experiencia en Uruguay y en los Estados Unidos. Si quiere hacerle algún comentario, escríbale a Sierramls@yahoo.com. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.