El poder del Oeste

El sorpresivo pase del delantero guatemalteco Carlos Ruiz al FC Dallas fue el encargado de bajar el telón de las contrataciones previo a iniciar la temporada 2005.

Y con la llegada del "Pescado" al cuadro texano y la repatriación de Landon Donovan por el Galaxy hace pensar, al menos en teoría, que el próximo campeón de la MLS tendría que salir de la Conferencia Oeste.

Finalmente, Dallas parte como un favorito obligado a disputar por lo menos la final del certamen, empujado por la inauguración de su propio estadio (Complejo Deportivo Frisco), donde también se disputará la gran final en noviembre.

Los argumentos para el equipo albirrojo son aparte del fichaje de Ruiz, la presencia del nuevo goleador de la selección estadounidense, Eddie Johnson, el retorno del ex defensor del Bastia francés, Gregg Vanney, la regularidad de Richard Mulrooney, y el toque hispano del juvenil hondureño Ramón Núñez (quien jugará el Mundial Sub-20 en Holanda), el colombiano Oscar Pareja y el salvadoreño Arturo Álvarez proveniente del San José Earthquakes.

Ahora, luego de finalizar el último torneo en el último lugar de su sector, con nuevo nombre (antes era Dallas Burn) y una plantilla renovada el equipo rayado parece que dará mucho que hablar.

El Galaxy sería en el papel el segundo equipo de la Conferencia con un bloque ofensivo en mediacancha envidiable (Guillermo Ramírez, Landon Donovan, Jovan Kirovski y Paulo Nagamura), aunque aún con la duda si podrán encontrar un delantero dentro de su plantel con la solvencia del "Pescado".

A primera vista, el último movimiento de la directiva angelina reforzó un sector para debilitar otro, solamente los resultados los que podrán derribar esta hipotésis.

En años anteriores torneos siempre se habló que el guatemalteco nunca tuvo el acompañamiento ideal a sus espaldas, ahora la interrogante será si los creativos tendrán el complemento ideal en sus narices.

Los angelinos también se renovaron en gran parte. Se fueron algunos elementos importantes como el venezolano Alejandro Moreno, el uruguayo Ryan Suárez y el defensor Danny Califf. Aparte de Ramírez y Donovan, se pueden incluir en el renglón de contrataciones importantes a los dos centrales ticos Michael Umaña y Pablo Chinchilla.

Serían las primeras fechas las que definirán las aspiraciones del cuadro de Los Angeles, que pretende aspirar a recuperar el terreno perdido luego de dos descalabros consecutivos en campeonatos donde el Home Depot Center albergó finales consecutivas.

Pero tampoco hay que perder de vista a los equipos de expansión. Real Salt Lake tiene una base de veteranos muy importante iniciando con el gran líder de la selección de Estados Unidos en la última década, Eddie Pope, quien no iniciará la temporada por lesión. De la misma manera, los delanteros Andy Williams, Clint Mathis y Jason Kreis tienen experiencia de sobra en la liga y han sido jugadores rentables en sus respectivas franquicias.

Y Chivas USA a primera vista parte solo impulsado por la veteranía del ex capitán del Guadalajara en México, Ramón Ramírez. Otros elementos como Francisco Gómez, Arturo Torres, Ezra Hendrickson y el mismo Ryan Suárez deberían colaborar a que la primera aparición del chiverío en la MLS sea digna.

Ya llegado el pitazo inicial, habrá que aclarar que deben aparecer los hombres en lugar de los nombres y luego de algunas jornadas cada uno de los equipos podrá poner sobre un engramillado todas sus pretensiones.

Cristian Echeverría es reportero del diario La Opinión de Los Ángeles. Desde 1994 es reportero de fútbol y ha trabajado para varios diarios en Guatemala y El Salvador, así como para la revista Don Balón en sus ediciones de España y México. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o de sus clubes.