Stub

Copa Confederaciones y otras cosas

México inició como los grandes en la Copa Confederaciones, un partido que pintaba para muy difícil (Japón) no lo fue tanto, y los jugadores se comportaron a la altura.

Yo sé que no es imposible comenzar perdiendo y terminar ganando, pero si estamos hablando de la selección mexicana sí es un poco más difícil, ya que toda la motivación y el entusiasmo se cae; pero en esta ocasión no fue así y México logró un buen triunfo ante el primer clasificado al mundial.

Luego le tocó a Brasil el mismo destino que a los japoneses. Brasil, un equipo que por su historia y sus jugadores crea un respeto entre todos los equipos del mundo, pero los mexicanos hicieron eso aun lado y lograron un juego perfecto.

Sinha fue el jugador del partido y sigue callando a todos aquellos que están en contra de los naturalizados en la selección, claro que Borgetti guardó los fantasmas de dos penlatis fallados e hizo el gol que puso el nombre de México en lo más alto de la Copa Confederaciones.

Ahora me resta desearles suerte pase lo que pase, porque cuando se llega alto la caída siempre es más dolorosa y a México le cuesta mucho recuperarse.

No quiero que piensen que este comentario es derrotista o pesimista, claro que yo espero que México gane, pero si no lo logran aun seguiré pensando que La Volpe ha logrado lo que pocos.

Por lo pronto falta Grecia y tengo la confianza de que los mexicanos no se van a confiar, y van a jugarles con el respeto que un campeón de Europa se merece, pero también con la confianza como si ellos mismos fueran los mejores del mundo. Chivas, con rasguños, pero sigue en la Libertadores

El ego de Jorge Vergara está más grande que nunca, aunque no pudo ganarle al Boca en su casa, las Chivas sí pudieron darle una lección a los argentinos y al resto del mundo, ya que ningún jugador rayado contestó alguna de las múltiples agresiones de las que fueron víctimas, y para cerrar con broche de oro no podía faltar el desplegado que seguramente Vergara ya se estaba saboreando días antes del encuentro.

Pero fuera de todo eso, es lamentable ver que pasen ese tipo de atrocidades en un encuentro. Los aficionados están para disfrutar del partido y no para unirse a las riñas y creo que el técnico es de los que deben de poner el ejemplo para saber ganar y saber perder, y no ser de los que escupen al rival, porque con esta actitud sólo demostró su impotencia y su poca inteligencia para aceptar las derrotas.

Ahora yo esperaría un castigo para Boca Juniors similar al del América cuando pasó lo del Sao Caetano, y si a Blanco lo expulsaron de la CONMEBOL un año por golpear a un jugador, creo a Jorge Benítez le deberían de aplicar un castigo parecido, tal vez no poder dirigir un equipo de Primera División en determinado tiempo.

Por ahora todo está siendo revisado por la CONMEBOL para sancionar a los culpables, y mientras, Chivas sigue su camino para alcanzar un sueño que ningún equipo mexicano ha logrado.

María del Mar Salinas es actualmente guionista del programa 'HAZAÑA el deporte vive' del canal Galavisión. Si quiere hacerle algún comentario, escríbale a marimar_salinas@yahoo.com.mx. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.