Bob Bradley

Clasificación que da tranquilidad

MetroStars venció al Burn en su propio escenario del Cotton Bowl de Dallas el sábado por dos tantos contra cero, tomándose la revancha de los dos juegos anteriores de la temporada y alcanzando de esa forma la clasificación para los playoffs del 2004.

El triunfo del equipo de Bob Bradley no fue fácil sino todo lo contrario y necesitó de todo el temperamento posible para sacar tres puntos de oro, que dan absoluta tranquilidad para seguir preparando lo que será un cierre realmente muy duro a la hora de la definición.

Los cambios realizados por el entrenador estuvieron acertados para comenzar una recuperación que se vio desde los primeros minutos, pero que en función del desgaste de algunos jugadores, caso Gilberto, se fue complicando y permitiendo que poco a poco Dallas estuviera a punto de convertir en más de una ocasión. La presencia del brasileño y de Ricardo Clark actuando como volantes de contención puede ser una carta muy importante, pensando que Amado Guevara, más suelto y sin responsabilidad de marca, aporte la cuota de fútbol que le está faltando. En este partido se insinuaron cosas muy positivas, que seguramente se seguirán trabajando en el correr de la semana para obtener un mejor rendimiento.

Dallas trabajó en algunos pasajes del encuentro en forma muy prolija, firme en su última línea y peligroso en la ofensiva, pero contó únicamente con el colombiano Oscar Pareja como hombre importante en la media cancha y no fue suficiente para contrarrestar la superioridad numérica y sobre todo las ganas que los hombres góticos pusieron en ese sector del campo de juego. Ni Rhine y mucho menos Davis jugaron a la altura de sus posibilidades, quedando como lo más importante las corridas por el lateral izquierdo del hondureño Milton Reyes, pero descuidando su espalda y generando algún contragolpe de MetroStars que, como en el gol de Wolyniec, decisivo para definir el encuentro. Arriba Jonson no encontró su gol y por allí se perdió también gran parte de la chance ofensiva del dueño de casa.

En los primeros cuarenta y cinco minutos Dallas creó más de una situación favorable y la actuación del arquero Jonny Walker fue determinante para mantener su valla invicta.

En la etapa de complemento MetroStars, después de los primeros diez minutos, en que el equipo local salió decidido a lograr la igualdad, equiparó las acciones y poco a poco, ante la desesperación del rival, fue ganando en orden y duplicando esfuerzos, hasta concretar en los minutos finales un segundo tanto muy merecido, que le dio tranquilidad en el final del encuentro.

MetroStars está en los playoffs, recuperó a Gilberto y seguramente en la próxima fecha vuelve Joselito Vaca. El boliviano puede jugar también un rol protagónico de cara a los encuentros finales, donde, mucho más allá del funcionamiento colectivo que le puede darle Bradley, deben aparecer en todo su esplendor jugadores como Amado Guevara para sin duda, marcar la diferencia. La defensa sigue mejorando, a la excelente actuación del portero Walker se sumó Ziadie, con quien se fortaleció el sector y se ganó en proyección ofensiva y mejorando bastante Pope y Parke con relación al encuentro anterior. Es posible que aún falte definir claramente las funciones de los volantes. Un gran esfuerzo físico de Magee que en ocasiones no encuentra respuesta y un Gaven intermitente que juega mejor por derecha que por la izquierda.

En Dallas se ganó con toda justicia. Se vieron cosas muy importantes y es seguro que poco a poco MetroStars volverá a ser el mismo del inicio de temporada, con aspiraciones de estar en lo más alto y llegar al 14 de noviembre al Home Depot Center con chance de obtener, por primera vez, la Copa MLS.