Stub

Capítulo II 'Dopaje en el Cruz Azul'

A los que nos gusta ver el fútbol, y e3scuchar la radio, prendemos la televisión y compramos el periódico para estar mejor informados, preferimos enterarnos de cosas como el 4-0 que México le hizo a Guatemala, o las nuevas contrataciones de los equipos; pero no nos agrada ver lo que actualmente está pasando a raíz de que Salvador Carmona y Aarón Galindo resultaron positivos en su examen de doping.

El martes se anunció que ambos futbolistas del Cruz Azul quedarían fuera por un año, situación que debería ser vergonzosa para dichos jugadores porque no es posible que siendo un jugador de alto rendimiento y perteneciente a la selección te arriesgues a tomar cualquier cosa que aumente tu rendimiento; y aunque muchos podrán decir que la culpa es de quién se las recomendó, en lo personal creo que no son niños chiquitos, a demás quienes hacemos ejercicio sabemos que la mayoría de los llamados 'suplementos' o 'complementos' alimenticios que sirven para mejorar tu rendimiento tienen substancias que son consideradas dopaje, por muy naturales que sean.

Sin embargo, el problema no termina ahí -bueno fuera-, ayer el técnico de la selección Ricardo Lavolpe, dijo en ESPN que si en Cruz Azul hacen exámenes de dopaje más de uno saldría positivo, a demás de los ya conocidos.

Desde mi punto de vista el verdadero problema es que nadie se hace responsable, todos se avientan la bolita, primero se dijo que la culpa era del Doctor Zarur por no dar los resultados a tiempo; y no, no es su culpa, él es culpable de un mal manejo de la información, de contradecirse en sus declaraciones y aunque el hecho de que no sólo sea el Doctor de la FMF, sino también del Cruz Azul, lo señala aún más, él no es culpable de que los jugadores tomen substancias extrañas.

También se culpa al Doctor de la selección José Luis Serrano y Lavolpe prometió defenderlo tanto que incluso se atrevió a decir que si el doctor tiene que dejar a la selección, él también lo haría. Claro que esta declaración no habla de la inocencia de Serrano, sino de la lealtad de Lavolpe. Sin embargo, hay dos cosas, la primera, y repito, es que Carmona y Galindo tienen la suficiente edad como para decidir si tomar o no algo para que rindan mejor y la segunda, es que curiosamente ambos jugadores pertenecen al mismo club.

Ahora Adán Hernández es el más señalado después de que Lavolpe dijo que Alejandro Corona y Tomás Campos saldrían positivos en caso de que se les practique el examen antidoping.

Hernández es el instructor del Cruz Azul y aunque no se ha dicho, ni confirmado que él fue quien les ofreció dicha substancia Ricardo Lavolpe aseguró que Francisco Fonseca y Ricardo Osorio dijeron que sí les habían ofrecido algo y que ellos no tomaron nada, pero que otros integrantes sí lo habían hecho.

Y no podía faltar la negación por parte de Fonseca quién aseguró que jamás le había dicho eso a Ricardo, para contradecirse posteriormente y afirmar que Adán Hernández le ofreció complementos alimenticios hace seis meses, pero el día de pagarlos él llegó tarde y por eso no los había tomado.

Hasta el momento Adán no ha dicho su parte, pero puedo decir dos cosas; si en realidad él les ofreció dicha substancia los culpables son quienes lo contrataron por no explicarle las políticas y por permitir que eso pase dentro del club y lo único que pueden hacer es despedirlo, claro que aún no se sabe si fue él; y la otra es que Carmona, Galindo y los que, después de esto, también resulten positivos son los únicos responsables de andar tomando cosas, nadie, absolutamente nadie, los obligó a tomar nada.

Claro que Alberto de la Torre, junto con Zarur, los hermanos Álvarez y otros más también son culpables, pero de no saber cómo manejar la situación, por tratar de ocultar todo para que no se hiciera mayor el problema; ahora han creado un reacción en cadena y no se sabe como detenerla, cada día se enredan más en sus declaraciones y cada día salen más culpables.

Ahora Guillermo Álvarez quiere que se evalúe la continuidad de De la Torre en la FMF por todo el manejo y declaro que en 40 años nunca había pasado algo similar en la que se afecta la imagen del club, y negó que en el Cruz Azul se consuman sustancias prohibidas. Pero creo que lo que mejor puede hacer Billy en estos momentos es callar (quién sabe si mañana salgan más positivos) y tener más precaución con su gente y sus jugadores, a demás de ser más estrictos con el control del dopaje.

Y para terminar éste capítulo de lo que parece una novela hay un personaje que no podía faltar: Hugo Sánchez que por supuesto culpa a todos y asegura que él es el único que debería de estar al frente de la selección, pero en lo que tiene razón es en decir que por sus malos manejos la FIFA podría sancionar a México si siguen pasando y saliendo cada día más casos de dopaje.

María del Mar Salinas es actualmente guionista del programa 'HAZAÑA el deporte vive' del canal Galavisión. Si quiere hacerle algún comentario, escríbale a marimar_salinas@yahoo.com.mx. Este artículo no fue sujeto a la aprobación de la Major League Soccer o sus clubes.