Stub

Calidad y responsabilidad en la limpieza de su hogar

La constante dinámica laboral que caracteriza la vida en este país no deja tiempo a muchas familias para realizar una adecuada y profunda limpieza periódica del hogar, teniendo algunas veces que recurrir a servicios profesionales de compañías especializadas como Aracely Cleaning Services, que le garantiza efectividad y responsabilidad en sus servicios.

La salvadoreña Aracely Pérez y un grupo de colaboradoras prestan el servicio de limpieza a más de 150 casas por mes en el área metropolitana de Washington.

"Es un trabajo que desempeño desde que vine a este país hace 14 años y me gusta mucho", dijo Aracely, nacida en San Miguel, El Salvador.

"Con la ayuda de mis colaboradoras y mis clientes he progresado y quiero seguir creciendo", agregó.

La labor de limpieza de viviendas requiere de experiencia, entrenamiento y responsabilidad y dedicarse a prestar estos servicios profesionalmente no resulta tan sencillo.

"Lo importante es una buena calidad en el servicio y tratar de minimizar los reclamos para incrementar la confianza de los clientes", opina Aracely cuyo negocio ha crecido vertiginosamente en tres años lo que dice mucho de la calidad del servicio prestado.

"En el año 2000 cuando abrí mi negocio limpiaba tres casas a la semana y ahora el promedio es de 175 casas al mes", señaló.

"Los precios dependen de las condiciones en que se encuentren la cocina [y otras áreas de la casa]. Por ejemplo una mansión oscila entre los 225 y 300 dólares, pero no se pueden dar estimaciones sin ver el lugar porque hay viviendas pequeñas que son menos aseadas que las grandes", dijo la empresaria salvadoreña quien ofrece presupuestos gratis por el teléfono (301) 422-3261.

Al momento de hacer y entregar el presupuesto estimado, Aracely le entrega al cliente el contrato con los términos en que se producirá la prestación del servicio y las exigencias que ellos tienen.

Aracely se encontraba con dos de sus colaboradoras, las guatemaltecas Etelvina Tobar, nacida en El Petén y Blanca de Morales oriunda de Chiquimula.

"Me siento muy contenta en este trabajo porque tratamos de hacerlo lo más agradable posible y descansamos mientras nos trasladamos de una casa a otra. Siempre nos encontramos con situaciones que nos hacen sonreír además de que viendo todas esas viviendas obtienes ideas para la decoración de tu propio hogar", dijo Etelvina.

"Hay semanas que tenemos mucha demanda y agradezco a mi padre y esposo la ayuda que me dan para el cuidado de mis cinco hijos. Hay momentos en que siento desmayar pero mi papá Dolores Gaitán y mi mamá Filomena de Gaitán vienen de San Miguel y cuidan de mi hogar", reconoció Aracely quien desea que su negocio siga creciendo.

"No quiero limitarme a lo que tengo ahora. Mi anhelo es llegar a tener un negocio más grande y espero que mis hijos crezcan para que me ayuden", dijo Aracely, también amante y crítica del fútbol.

"Mi hijo Mario Ernesto de 11 años de edad y el que le sigue Jhonny ya juegan en ligas organizadas y espero que los otros dos chiquitos también les guste el fútbol para que crezcan jugando", dijo. "Siempre he apoyado al D.C. United y estoy muy contenta con el trabajo de los muchachos más no con el del técnico. Yo soy una aficionada que ha ido hasta New Jersey para seguir al equipo", concluyó Aracely.