Copa Mundial: Bélgica 2-1 Estados Unidos | En tiempo extra, los diablos rojos sufren pero vencen a los EE.UU.

World Cup: Tim Howard, US national team, vs. Belgium.

Photo Credit: 
USA Today Sports Images

En un encuentro que tuvo de todo, la selección de Bélgica consiguió avanzar a los cuartos de final ante una selección de Estados Unidos que tan solo tuvo 15 de 120 minutos de brillantez. La espectacular actuación de Tim Howard evitó que Bélgica goleara y le ganara a EE.UU. en los 90 minutos reglamentarios.

Los cambios de Jürgen Klinsmann llegaron muy tarde en el partido y a pesar que EE.UU. tuvo la opción de ganar el partido en tiempo de reposición, Bélgica consiguió dos goles en tiempo extra que le da el pase a cuartos de final. Al final, un espectacular gol del jugador menos esperado le dio la esperanza a los EE.UU. en los últimos 15 minutos de partido.


Una primera mitad muy movida, con llegadas y salidas de ambos lados.

Bélgica comenzó llegando al arco estadounidense buscando peligro, ante los cambios que propuso Jürgen Klinsmann en la alineación, en especial la ausencia de Kyle Beckerman por Geoff Cameron en la contención. Tan pronto EE.UU. se acomodó en el partido, comenzó a mostrar intenciones de atacar por la banda izquierda con el lateral Fabian Johnson y Graham Zusi.

Fue precisamente, el mediocampista de Sporting Kansas City, quien regaló la pelota en el mediocampo al minuto 24. Los belgas arrancaron con ímpetu sobre el área de Tim Howard y a pesar de la superioridad numérica Kevin de Bruyne botó su disparo por fuera del palo derecho del portero americano.

Eden Hazard comenzó a entrar en el partido y a combinarse con sus compañeros, a la vez que Zusi desaparecía en el cuadro estadounidense. Otra pérdida enorme para los de Klinsmann fue la baja por lesión de Johnson, quein se tironeó persiguiendo una pelota al minuto 30 y fue reemplazado por el juvenil DeAndre Yedlin.

La poca exposición internacional no fue rival para el lateral de Seattle Sounders y no solo sustituyó favorablemente a Johnson, sino que suplió la falta de precisión de Zusi.

TIM HOWARD SE QUEDA PARA LA HISTORIA

En la segunda mitad, Bélgica fue el dueño, amo y director de la orquesta. Constantemente, por intermedio de Eden Hazard, Divock Origi y Fellaini, los europeos bombardearon el arco de Howard.

Quizás producto de la presión ejercida por Bélgica sobre el balón, la defensa estadounidense pasó de estar compuesta por cuatro hombres en el fondo a multiplicarse por dos, dejando en solitario a Dempsey. De la misma manera, la pobre presentación de Zusi y sus entregas de balón a los rivales contrarios obligaron a Klinsmann a sustituirlo al minuto 72 por Chris Wondolowski, aunque pareció tarde para el desarrollo del partido.

EE.UU. de tener la posesión a su favor en la primera mitad cedió la misma a los belgas quienes en el segundo tiempo llegaron a tener casi un 70%. 

La inclinación ofensiva de Bélgica obligó a que la defensa americana estuviera más que precisa. Se convirtió en la selección con más despejes en 90 minutos de un partido de un Mundial en 50 años, con 61.

Mientras que la impresionante actuación de Howard lo convirtió en el arquero con más atajadas en 90 minutos de todo Brasil 2014, con 12. Al final registró 16 atajadas.

Al final del tiempo reglamentario, con tres jugadores dentro del área, Jermaine Jones bajó un balón de cabeza que le quedó a Wondolowski en frente del arco de Thibault Courtois. Ante la salida del portero belga, lo único que debía hacer 'Wondo' era empujar la pelota, pero su remate salió por encima del larguero.

El reloj marcaba el tercer minuto de reposición de tres que añadió el árbitro.

DÉJÀ VU

Arrancó la prórroga con el fantasma de la oportunidad perdida de 'Wondo' y luego de una entrega errónea de Bradley en el mediocampo (al igual que en el empate de Portugal en la fase de grupos), Romelu Lukaku quien acababa de ingresar por Origi le ganó en fuerza a Matt Besler y se la entregó a de Bruyne. Desde la banda derecha y dentro del área, el joven belga de 23 años de edad cruzó la pelota al palo opuesto de Howard, y abrió el marcador.

El gol registrado en los libros al minuto 93 del partido trajo consigo otro fantasma, el gol de Asamoah Gyan exactamente al mismo minuto que le dio la clasificación a Ghana en octavos de final de Sudáfrica 2010, sobre EE.UU, por 2-1.

En el último minuto de la primera parte de la prórroga, un avance estadounidense terminó en un contragolpe de Bélgica. De Bruyne esperó pacientemente la incursión de Lukaku dentro del área y se la sirvió ante la persecusión de Omar González, quien estuvo brillante toda la noche.

El delantero belga disparó al primer palo una pelota que no pudo contenter Howard para el 2-0.

KLINSMANN SILENCIA A SUS DETRACTORES

Para el segundo tiempo extra, Klinsmann decidió ingresar contra todos los pronósticos a Julian Green, el joven de 19 años de edad, por quien ha sido criticado fuertemente por su convocatoria en lugar de la de Landon Donovan. Green, jugador de la cuarta división alemana con el Bayern de Múnich II, tan solo había jugado en dos partidos con la selección estadounidense anteriormente y menos de 45 minutos en ambas ocasiones juntas.

Mientras las críticas por su inclusión comenzaban a surgir en Twitter, Bradley puso su primer pelota elevada al corazón del área y alló encontró al joven germano-americano. Green le pegó de primera intención con pierna derecha, en el primer balón que tocó y ante la agonía del partido, puso el descuento en el marcador.

EE.UU. empujó al frente y puso todo su arsenal en el ataque, con un dinamismo desconocido en los primeros 105 minutos tras el ingreso de Green, pero al final no fue suficiente. Dempsey, Bradley y Jones tuvieron oportunidades importantes que se quedaron en el horno, una de ellas atajada por Courtois.

Bélgica enfrentará a Argentina en los cuartos de final el 5 de julio en Brasilia.