USA Today Sports

DT de NE Revolution Jay Heaps apunta que los errores de definición costaron en la final ante el Galaxy

CARSON, Calif.- La historia se repitió para New England Revolution.

Los Revs perdieron su quinta final en la historia del club y la tercera ante el mismo rival, LA Galaxy, curiosamente también en tiempo extra. La tercera no fue la vencida y el titulo se les fue de las manos al igual que las finales del 2002 y 2005, perdidas por la mínima diferencia.

A pesar de haber complicado por grandes pasajes del partido a los angelinos, incluso ganando la posesión del balón en un gran porcentaje, los de Jay Heaps no pudieron contrarrestar el peso de las individualidades de un Galaxy que estaba destinado a ganar su quinta corona.

“Creo que fue un buen partido.  Me gustó la manera en como nos desempeñamos, y tuvimos casi el 60 por ciento de la posesión.  Eso fue muy clave – queríamos adueñarnos de la posesión. Pero creo que no fue nuestro mejor partido en los últimos tres cuartos de cancha”, dijo el DT Jay Heaps tras el encuentro.

El defensa Chris Tierney mantuvo vivas las esperanzas del Revolution al marcar el gol del empate al minuto 79 tras la jugada iniciada por Patrick Mullins, situación que obligó al alargue.  Ya en el tiempo extra, NE Revolution aprovechó la desesperación de los de casa para arrinconarlos y creó muchas opciones, pero las mismas no se pudieron concretar.

“Fue una gran creación, creo que Patrick Mullins hizo un gran trabajo en visualizar la jugada e hizo un buen trabajo al mantenerla, y después Chris fue estupendo al encontrar ese pequeño espacio para marcar el gol”, agregó Heaps.

“Creemos que tuvimos un par de chances para ganarlo.  Sentí realmente que se omitió una jugada de penalti para Lee [Nguyen]. Sabes, esas son las que deciden.  Teal [Bunbury] le pegó al travesaño, hubo algunas jugadas que nos mantuvo cerca.  Fue sobre el final del partido y fue un infortunio”. 

Para Heaps, el gol de Gyasi Zardes al minuto 57 nació “casi de la nada, no hicimos un buen trabajo en despejar las líneas y nos costó”, experimentando una situación similar con el gol de Robbie Keane.

No obstante, el timonel dijo sentirse complacido con el trabajo de sus dirigidos, ya que nadie daba un peso por los Revs al inicio de la temporada, y mucho menos predecían que llegarían a estas instancias. 

El DT se va con la satisfacción de haberle cambiado la mentalidad a todo un grupo.

“Estoy orgulloso de los jugadores”, dijo Heaps.  “Creo que hay una competencia real en ellos y un verdadero deseo de hacer un buen trabajo y mantenerse agresivos.  Creo que fuimos muy agresivos hoy.  Obviamente ellos [LA Galaxy] tienen buenos jugadores.  Nadie decía que estaríamos aquí y creo que los jugadores tomaron eso como motivación y fuimos muy buenos durante el año, y fuimos excelentes en el segundo semestre del año”.
 
Finalmente Heaps se refirió a Landon Donovan como un jugador “especial” y aunque lamenta haber perdido la final, le dio crédito a la Carrera de el jugador y retirarse con un titulo en sus manos.

“Conozco a Landon en todos los niveles, como compañero de equipo en la selección donde yo era banca y él era titular.  Y él lo ha hecho muy bien durante su carrera.  Es duro tener que ser parte de su libro de historia tras culminar su carrera pero él merece todo lo que se escribe de él.  Landon ha sido un jugador especial, no solo para la selección y el futbol de Estados Unidos, también para la Major League Soccer porque él ha sido extraordinario tanto dentro como fuera de la cancha.  Él hace todo bien”.