Copa Mundial | Previa del Grupo G: Estados Unidos vs Alemania

¡Qué más da! Ya se perdió la oportunidad de avanzar ganándole a Portugal.

Pero, ahora, todavía con todo en sus propias manos (o pies) Estados Unidos debe asegurar su paso a octavos de final contra Alemania. Si bien un empate le es suficiente a ambas selecciones, el discurso hasta el momento de los dos entrenadores es de victoria. 

ENTRE DOS TIERRAS

Klinsmann fue el causante de la renovación en la selección alemana, incluso relegando al banco a Oliver Kahn.  (REUTERS)

Bien exponía Enrique Bunbury en su época de Héroes del Silecio que las disyuntivas que nos presenta la vida genera tensiones que pueden afectar la toma de decisiones. Sin embargo, cuando EE.UU. salga a la cancha, Klinsmann se encontrará de cara frente a su pasado, y no cualquier pasado, sino uno de los más prolíficos en la historia del fútbol alemán.

Además de ser uno de los goleadores del Mundial de Italia 1990 y alzar el trofeo de la Copa Mundial por tercera vez, y última hasta hoy, para su país, Klinsmann es el responsable de la reciente generación de futbolistas de la selección alemana. Después del desastre que fue la Euro de 2004 para Alemania, donde apenas empató dos partidos contra Países Bajos y Letonia, Klinsmann asumió como director técnico de los teutones en julio de ese año.

Encontrones con los medios de comunicación y roces con algunos aficionados fueron parte del entorno que acompañó a Klinsmann durante sus primeros meses como seleccionador nacional. Más aún cuando anunció la nómina de 23 jugadores que llevaría al Mundial de 2006 que se organizó en Alemania. De hecho, bajo su mandato el eterno portero alemán Oliver Kahn fue relegado a la banca por no estar de acuerdo con sus métodos y en su lugar entró Jens Lehmann.

Su campaña en el Mundial fue mejor de lo que muchos esperaban y silenciando algunos detractores consiguió un tercer lugar con impresionantes presentaciones de su equipo. Y aunque lo ovacionaron por las calles de Berlín y la federación alemana quería mantenerlo al frente de la Schwarz und Weiß, Klinsmann decidió no renovar su contrato.

La misma generación que él llevó al Mundial 2006 se enfrentará a su maestro el jueves en Recife, incluyendo su súbdito en Alemania, Joachim Löw. 

EL PACTO DEL MOLINÓN ES UN ESPEJISMO EN PERNAMBUCO

Löw fue asistente de Klinsmann en el Mundial de Alemania 2006, con la selección teutona.  (REUTERS)

Como se mencionó anteriormente, un empate en el siguiente partido entre Alemania y EE.UU. será suficiente para que ambos avancen de ronda sin importar el resultado entre Portugal y Ghana. Lo anterior ha generado un sinnúmero de especulaciones acerca de un posible acuerdo entre alemanes y americanos.

Además de la relación entre Klinsmann y Alemania, la especulación surge porque los europeos han sido acusados anteriormente de haber arreglado el partido contra Austria en la fase de grupos del Mundial de España 1982. Era el último encuentro del grupo y si Alemania ganaba por 1-0, ambos clasificaban a la siguiente ronda, eliminando así a Argelia, que había derrotado a los alemanes en el primer partido del grupo por 2-1.

Tras irse al frente en el minuto 11 en el Estadio El Molinón en Gijón, ambos equipos renunciaron al ataque. El llamado "Pacto del Molinón" fue investigado por la FIFA pero no se presentaron sanciones, a pesar que jugadores alemanes aceptaron su culpa años después.

Sin embargo, Klinsmann fue claro tras el partido contra Portugal y aseguró que no le interesan los pactos con nadie. Desde entonces, en la antesala al partido ha reiterado su deseo de ganar el partido contra su país de nacimiento y llevarse el primer lugar del grupo.

¿QUIÉN DA MÁS EN LO FUTBOLÍSTICO?

Probable alineación de EE.UU. contra Alemania.  (FutbolMLS.com)

En el papel, Alemania es el favorito, pero después de su presentación contra Ghana el sábado generó dudas sobre su poderío. La diferencia de goles en su favor hace pensar que una eliminación alemana del Mundial está muy lejos de la realidad, pero está presente.

Alemania le regaló espacios a Ghana y cuando lo presionó el equipo africano sufrió bastante y fue superadó en número de individuos. EE.UU. es un equipo que ha demostrado una gran capacidad a la hora de mantenerse compacto, pero que en la entrega del balón debe ser más preciso; o mejor aún, debe ser preciso en todos los 90 minutos, o si no pregúntenle a Michael Bradley sobre el gol del empate portugués.

La formación que utilizó EE.UU. en ese partido puede ser la misma que salga ante Alemania, especialmente porque Jozy Altidore tampoco está en condiciones para este partido. Las líneas del mediocampo, con dos contenciones y tres volantes adelante de Clint Dempsey, le permite a EE.UU. replegarse y facilitar el acceso de los laterales en ataque.

De la misma manera, los relevos que hagan Jermaine Jones y Kyle Beckerman para llenar los espacios que dejen sus compañeros, serán determinantes para que Bradley se conecte con los volantes extremos y con Dempsey al frente. Bradley debe funcionar como un eje para que los demás que se sumen al ataque estadounidense sean las poleas que le entreguen el balón al capitán.

 


DATOS DEL PARTIDO

  • Será el noveno enfrentamiento entre ambas selecciones. Nunca han empatado entre sí.
  • EE.UU. ha anotado 12 goles en sus últimas cuatro presentaciones contra Alemania.
  • EE.UU. ha anotado goles en todos su últimos ocho partidos en Copas Mundiales.
  • EE.UU. ha recibido goles en todos sus últimos 15 partidos en Copa Mundiales contra rivales europeos.
  • Alemania anotó goles en 19 de sus últimos 20 partidos en la fase de grupos en Copas Mundiales.