Copa Mundial: Colombia 2-1 Costa de Marfil | Juan Fernando Quintero y James Rodríguez ponen a bailar a los cafeteros

Cuando tienes dos selecciones con un mediocampo plagado de talento, los polos positivos se repelen y bloquean el desenvolvimiento del partido. Hasta que llega un mago y dispersa todas las dudas con su pierna derecha.

La primera mitad dejó un encuentro muy ríspido en el cual ambas selecciones se dedicaron a tantear a su adversario. Y a ninguno le funcionó. Por otro lado, la segunda demostró determinación en ambas selecciones y permitió tener unos 45 minutos eléctricos.

UN PRIMER TIEMPO SIN APERTURAS

Colombia buscó dominar por intermedio del fútbol aéreo y con pelotazos que no se capitalizaron. La más clara de los cafeteros llegó al minuto 28, cuando Juan Guillermo Cuadrado efectuó un cambio de frente que recibió James Rodríguez por la banda izquierda. James centró la pelota al corazón del área donde se encontraba solo, habilitado y sin marca Teófilo Gutiérrez.

Teo acomodó su cuerpo para rematar en frente de Boubacar Barry, pero mordisqueó la pelota con los taches y esta salió del campo.

Mientras Colombia buscaba recomponer su juego, Costa de Marfil jugó al mejor estilo de los suramericanos. Controló el balón pegado al suelo y atacó por las bandas centrando en ocasiones pelotas al área, sin ningún rédito.

El trabajo de Didier Zokora y de Carlos Sánchez, en cada equipo, fue fundamental para mantener el cero en el marcador. Ambos jugadores se vieron enfocados y recuperando balones mientras sus rivales buscaban generar peligro.

Al minuto 53, José Pékerman realizó su primer sustitución, permitiéndole el ingreso del campo a Juan Fernando Quintero en lugar de Víctor Ibarbo. Inmediatamente, James pasó a tener un rol más de extremo y Quintero se ubicó como el creador del fútbol cafetero.

QUINTERO RIMA CON CEREBRO

Cuando Colombia más lo necesitaba, Quintero no solo se convirtió en el cerebro de su selección sino que no hubo otro tan desequilibrante en la cancha. El jugador del Porto fue la luz verde en el semáforo para Colombia y de inmediato comenzó a tocar la pelota entre los medios marfileños.

Juan Fernando Quintero cambió el partido y anotó el gol de la victoria.  (REUTERS)

A los 64 minutos, James volvió a cambiar de rol, no con Quintero sino esta vez con Juan Guillermo Cuadrado. El de la Fiorentina pasó a cobrar un tiro de esquina, que normalmente le corresponde al del Mónaco, y en el centro, James se elevó por encima de dos gigantes y el pequeño de Cúcuta puso a bailar a todo un país, cuya capital era Brasilia.

Seis minutos después se juntaron los colombianos de la manera en que mejor lo saben hacer. En un balón que parecía fácil de controlar en el medio para los marfileños, James lo recuperó conectándose de inmediato con Gutiérrez y tras ver por el rabillo del ojo a Quintero, se la sirvió para que quedara solo frente a Barry.

El juvenil de 21 años no titubeó y con la clase que lo caracteriza clavó el segundo gol en favor de Colombia ante la salida del portero africano.

Sin embargo, haciéndole honor a que el 2-0 es el marcador más peligroso en el fútbol, Gervinho le metió drama a los últimos 15 minutos del partido.

A los 73, el jugador de la Roma dejó a cuatro jugadores colombianos en el borde del área y con un potente remate al primer palo de David Ospina, descontó para Costa de Marfil. El portero del Nice intentó manotear el balón y aunque lo tocó, no pudo evitar la primera caída de su arco en este Mundial.

El partido marca la primera vez en la historia en que Colombia gana dos partidos en una Copa Mundial.

 

Las figuras del partido de FutbolMLS.com

No. Jugador Lo que vimos
1 Juan Fernando Quintero A pesar de jugar tan solo 37 minutos, su ingreso le dio dinamismo a Colombia y consiguió el gol de la eventual victoria.
2 James Rodríguez Su dinamismo y fluidez en el mediocampo surtieron efecto cuando fue ubicado por la banda izquierda en la segunda mitad.
3 Juan Guillermo Cuadrado Uno de los futbolistas más desequilibrantes de esta Copa Mundial, fue determinante en la victoria colombiana.