Liga de Campeones CONCACAF | Toluca venció visitando al Alajuelense y Cruz Azul cayó en casa de Tijuana

Se jugaron los juegos de ida de las semifinales de la Liga Campeones CONCACAF de la cual sacaron ventaja el Toluca y Tijuana. Sin embargo, aún se encuentran lejos de estar definidas las dos eliminatorias.

Toluca volvió a dar un juego poco propositivo como visitante, pero le volvió a alcanzar para traerse un resultado favorable. Aunque si alguien sabe hacer travesuras como visitante en este torneo, es el Alajuelense a quien jugar en la altura de México no le asusta.

Por otra parte Tijuana sacó ventaja en el único lugar que sabe hacerlo, jugando de local, pero habrá que ver si será suficiente. Cruz Azul mostró todo su potencial contra el Sporting KC en los cuartos de final.

MÁS SABE EL DIABLO POR VIEJO…

Una vez más el Toluca de José Saturnino Cardozo salió con un cuadro con jugadores alternativos para encarar su compromiso en Champions, aunque cabe señalar que en esta ocasión algunas ausencias eran obligadas. La de Sinha por lesión, quien de hecho tampoco pudo ver acción en la ronda anterior frente al San Jose Earthquakes. Y por estar concentrados con la selección mexicana, tanto Alfredo Talavera como Isaac Brizuela.

El Alajuelense jugó su partido, incluso siendo mejor en el trámite del partido que los Diablos Rojos, y con las chances más claras del partido. No solo el equipo tico hizo una buena presentación, sino que su público de igual manera hizo una gran entrada y alentaba a los suyos para buscar el triunfo.

Pero lamentablemente para el club costarricense no supieron matar el encuentro con goles. En un par de ocasiones el que les negó el gol fue el arquero suplente de los choriceros, César Lozano quien se vistió de héroe, en una de ellas atajando en posición de ‘cristo’.

Acabaron siendo dos balones parados los que definieron el rumbo del partido, y llegaron con diferencia de 5 minutos. Al 66, Alajuelense tuvo la oportunidad más clara de abrir el marcador mediante un polémico penalti. Jonathan McDonald fue el encargado de ejecutarlo, su disparo lo quiso colocar tanto que lo acabó volando. El golpe anímico en contra fue doble para los ticos, ya que al 71 el paraguayo Paulo Da Silva remató de cabeza un tiro de esquina, picado dejando sin oportunidad a Alfonso Quesada. Este gol rompió una racha de más de 570 minutos del equipo tico sin recibir gol en el torneo, un record de la Champions League.

Toluca no fue el equipo avasallador que se hacer notar con su futbol ofensivo en la Liga MX, sino que fue ese equipo frío, calculador y con poca llegada como lo fue en su visita a San Jose en los Cuartos de Final. Pero hasta ahora le ha alcanzado. Habrá que ver si el Alajuelense puede repetir lo que le hizo a las Águilas del América, a las cuales eliminó en la fase de grupos en el mismísimo Estadio Azteca, y de paso evitar una tercera final mexicana consecutiva.

XOLOS SE PRENDE EN EL CALIENTE

Partido que quedará bastante marcado por la polémica por algunas decisiones del cuerpo arbitral, en el cual Tijuana sacó una muy importante ventaja de local 1-0. Algunos dirán que por la mínima, pero la realidad es que ese marcador en torneos en que el gol de visitante es factor de desempate, es un resultado mucho más valioso.

La primera mitad fue muy nivelada, y hacia el final de esos primeros 45 minutos, vino la primera gran polémica de la noche. Servicio a nivel de pecho que el argentino Mauro Formica bajó en las afueras del área tijuanense, para después sacar un tremendo zapatazo que se fue al fondo de la red. Pero el juez de línea levanto su bandera, indicándole al arbitró central Francisco Chacón que Formica habría bajado el balón con el brazo, anulo el gol.

En la segunda mitad fue ligeramente mejor el equipo fronterizo, aunque en oportunidades de peligro estuvo nivelado. La polémica no se ausento, cuando Pablo Barrera claramente jalo a Fidel Martínez, y el árbitro no marco un penalti evidente. Poco después Chacón si marco un penalti a favor de los Xolos, y su mejor hombre del semestre, Cristian Pellerano cobró con potencia la pena máxima, venciendo a Jesús Corona quien alcanzo a tocar el balazo.

Formica pudo empatar el encuentro poco después, cuando un balón le quedo solo en el área chica, incluso para controlar y darse la vuelta, pero se precipitó y sacó un remate mal ejecutado.