LA Galaxy acusa al delantero del Real Salt Lake Álvaro Saborío de jugar “sucio” y esperan que la liga tome medidas

Riley, Saborio in RSLvLA

Photo Credit: 
USA TODAY Sports

LA Galaxy perdió dos defensas por lesión en el empate con el Real Salt Lake, ambos por contacto, y una de las confrontaciones los tiene hirviendo de furia.

Están enojados con Álvaro Saborío por la falta a AJ DeLaGarza en el minuto 63, lo cual le valió una tarjeta amarilla, que ellos creen debió ser de otro color.

“Intentando entender como no fue una tarjeta roja”, le dijo Landon Donovan a los reporteros el sábado tras el empate de 1-1 en el Estadio Rio Tinto. “Ves su pierna y ves su intención y lo sucia que fue. Estaré muy sorprendido si no hay medidas tomadas al respecto. Está bien ser rudo y físico, pero no quieres ser sucio, y esa fue una entrada bastante sucia”.

DeLaGarza, quien estaba de vuelta en su antigua posición como defensa central, se encontraba enviando un balón hacia el frente. Saborío, llegando tarde por la derecha de DeLaGarza, se colocó de manera que le acabó barriendo el tobillo izquierdo al defensor.

El defensor del Galaxy cayó, recibió atención médica, regresó al terreno de juego y tuvo que salir nueve minutos después ya que el lesionado tobillo empeoró tras un contacto con Olmes García.

James Riley, jugando por la derecha – la posición principal de DeLaGarza en estos tiempos – también se fue con una lesión en la rodilla tras una disputa con Ned Grabavoy en el minuto 30. No hubo ninguna falta señalada, y pudo haberla, pero el Galaxy la consideró, como lo puso Donovan, “una jugada casual y accidental”.

El director técnico Bruce Arena dijo que los jugadores necesitaban ver a los doctores en Los Ángeles antes de saber de qué gravedad son las lesiones.

“DeLaGarza, probablemente solo tenga una contusión por un mala barrida”, dijo Arena. “Fue una mala barrida. Estoy seguro que la Liga estará revisándola”.

DeLaGarza le dijo al LA Galaxy Insider después del partido que espera “que no sea tan malo, pero ahora mismo se ve mal”.

Omar González, la mancuerna de DeLaGarza en la central, considerea que la entrada de Sabo es una suspensión justificada.

“Eso fue bastante sucio de su parte”, dijo González. “[Saborío] estaba definitivamente, intencionalmente tratando de lesionar a AJ, y creo que tuvo éxito en eso”.