Copa MLS | El MVP de la final, Aurelien Collin: "El ritmo del corazón me subía, después me bajaba y volvía a subir"

KANSAS CITY, Kansas - Aurelien Collin fue nombrado el Jugador Más Valioso Volkswagen de la final de la MLS.

Anotó el único gol de su equipo al minuto 76 para empatar el partido cuando Real Salt Lake lideraba el marcador tras el gol de Álvaro Saborío. De la misma manera, cobró y anotó el último penal de Sporting Kansas City, que al final les significó el título.

"Estoy muy feliz porque los últimos tres años hemos trabajado para conseguir esto", reconoció Collin tras el partido, mientras intentaba secarse la champaña. "Estoy muy orgulloso por todo el equipo y sobretodo por la ciudad".

Desde la Copa MLS de 2008, cuando el argentino Guillermo Barros Schelotto recibió el reconocimiento, ningún otro jugador extranjero había sido nombrado MVP de la final. Collin es el segundo europeo además del polaco Peter Nowak (1998) en conseguirlo.

El francés de 190 cm de altura anotó dos goles durante los Playoffs camino a la Copa MLS, uno en cada partido de la serie frente a New England Revolution. Hoy fue cuestionado durante la primera mitad, cuando recibió una tarjeta amarilla al minuto 35 por una falta peligrosa sobre Robbie Findley, que pudo haberle costado una expulsión directa.

La estrategia de Jason Kreis, DT de Real Salt Lake, de ubicar a sus dos delanteros - Findley y Álvaro Saborío - presionando constantemente a Collin, funcionó durante la primera mitad. El defensor central de SKC lo sintió. 

"No lo podía creer, fue increíble lo que me tocó hacer con ellos dos. Los tenía encima", reconoció Collin. "Hice lo que pude y al final logramos el titulo y estoy muy feliz".

Los penales que concluyó con el gol de Collin y el remate en el travesaño de Lovel Palmer, es la tanda de penales más larga en toda la historia de la MLS, con 10 cobros para cada equipo.

"Los penales fueron un reflejo del partido mismo. Ellos anotaron primero, después fuimos nosotros", agregó el francés. "Fue una cosa loca como el corazón. El ritmo del corazón me subía, después me bajaba y volvía a subir".