Finals Scoreboard

Recap
Sun. Dec 7th at 3:00pm EST · ESPN · UniMas · UDN · TSN1 · RDS2
2 · 1
Final

D.C. United comienza su reestructuración de cara a la temporada 2014 de la MLS

Ben Olsen celebrates D.C. United 2013 US Open Cup triumph

Photo Credit: 
USA TODAY Sports Images

WASHINGTON, DC.— Luego de establecer este año el peor récord en la historia de la MLS, el D.C. United ya comenzó su reestructuración de cara a la campaña de 2014, en la que no sólo intentará regresar a un nivel competitivo, sino que representará al fútbol norteamericano en la Liga de Campeones de la Concacaf 2014-2015. 

Con sólo tres partidos ganados, 24 perdidos y siete empatados en la temporada 2013, el United “mancha” con este récord negativo su rica historia como el equipo con más títulos domésticos e internacionales, incluidas cuatro Copas MLS y tres Copas Abiertas de EE.UU. Lamar Hunt, la última de ellas ganada a principios de octubre ante el Real Salt Lake.

La plantilla que dirige Ben Olsen terminó la campaña en el mismo lugar donde la comenzó: sepultado en el sótano de la clasificación general de la Liga con apenas 16 puntos. Pero paradójicamente al ganar la Copa Abierta también obtuvo el derecho a representar a la liga en la llamada Champions de la CONCACAF.

Hasta el último partido de la temporada regular, una derrota ante el ahora semifinalista Houston Dynamo para cerrar la temporada en el RFK Stadium, el director técnico Olsen defendió a su plantilla diciendo que “fue un club competitivo ante los equipos que aspiraban a los Playoffs” además de asegurar que su equipo tuvo “buena calidad, buenos jugadores y creación de juego”.

En sus últimos nueve encuentros el United enfrentó a siete equipos que estaban en plena carrera por la postemporada y no le ganó a ninguno de ellos.

Esos nueve partidos fueron parte de la seguidilla de doce encuentros que el equipo estuvo sin ganar desde que el 3 de agosto derrotó 3-1 al Impact de Montreal en DC.

Otros números importantes establecidos por el club este año contradicen las apreciaciones de Olsen.

Los capitalinos son ahora líderes históricos en el departamento de menos victorias con tres en 34 juegos, superando a Chivas USA que ganó 4 en 2005 en 32 partidos y a Tampa Bay en 2001 que venció en 4 de 27.

Son terceros en más derrotas en una campaña con 24 en 34 encuentros, superados por Nueva York que perdió 25 en 32 encuentros en 1999 y Kansas City que ese mismo año perdió 24 de 32.

También está de tercero como el equipo con menos puntos conquistados con 16 en 34 partidos; no ganó ningún partido fuera del RFK; perdió 14 de 17 encuentros cuando no jugó en Washington y anotó apenas 22 goles, los mismos que el brasileño Camilo Sanvezzo del Vancouver Whitecaps, líder goleador del torneo.

La única vez que un jugador había superado en goles a un equipo completo había sido en 2012 cuando Chris Wondolowski marcó 27 para el San Jose Earthquakes, tres más que el total de Chivas USA que anidó 24.

Dwayne De Rosario, Luis Silva y Kyle Porter compartieron el liderato de goles del DC en este 2013 con tres goles cada uno, la misma cantidad que Sanvezzo marcó en el último partido de su club.

Esos tres goles que marcaron cada uno de sus líderes de goleo del United, no superan los cuatro autogoles que el club concedió.

Además, el equipo quedó fuera de la postemporada por quinta vez en seis años, los últimos tres bajo la dirección de Olsen, quien es hasta ahora el estratega que ha durado más años al frente del club.

Pero para Olsen y los ejecutivos del United ya esta campaña pasó a la historia y en menos de dos semanas ya dejaron en libertad a cinco jugadores, entre ellos el ex capitán canadiense Dwayne De Rosario y los latinoamericanos Carlos Ruiz, de Guatemala, Lionard Pajoy, de Colombia y el brasileño Marcelo Saragosa. A estos cuatro veteranos se sumó el novato indonesio Syamsir Alam.

Ruiz, Pajoy y Saragosa casi no jugaron y están entre los menos responsables de la “desastrosa” temporada del club, tal como a mediados de campaña la definió el “Pescadito” Ruiz.

El técnico Olsen aparentemente no será parte de la reestructuración y pudiera regresar a dirigir al club en 2014.

“Eso no depende de mí, pero yo estoy haciendo todo lo que puedo para estar listos para el año que viene sea ése o no el caso”, dijo Olsen sobre su regreso en 2014.

Su vuelta al banquillo del DC parece inminente si se toma en cuenta que esta semana Olsen viajó a Alemania para observar sesiones de entrenamiento y juegos de equipos profesionales de ese país, entre ellos el Borussia Moenchenglädbach.