Para Ben Olsen, el título de la US Open Cup es "el mejor momento que he vivido en esta temporada"

Ben Olsen celebrates D.C. United 2013 US Open Cup triumph

Photo Credit: 
USA TODAY Sports Images

Escuche el análisis sobre el título de D.C. United en la Open Cup en Tiro Libre Radio.

WASHINGTON, DC. — El técnico del D.C. United Ben Olsen y sus jugadores regresaron el miércoles al estadio RFK como flamantes campeones de la Copa Abierta de EE.UU. Lamar Hunt.

Y aunque en sus rostros reflejaban cierta satisfacción, el título logrado la noche anterior al batir al Real Salt Lake en el estadio Río Tinto, no parece ser suficiente para aliviar las heridas sufridas en la competencia liguera.

Aún así, Olsen lucía una discreta sonrisa que le brotaba a flor de piel al descender de las escalerillas del autobús que los trasladó desde el aeropuerto BWI de Baltimore hasta su sede en D.C., acompañados del trofeo número 13 de su historia futbolística, logrado en contra de todos los pronósticos en Salt Lake.

“La verdad es que me sentí muy feliz de ver a todos esos muchachos sonreír, fue el mejor momento que he vivido en esta temporada”, le dijo Olsen a FutbolMLS.com, instantes antes de que el utilero del equipo bajara del autobús el inmenso trofeo plateado logrado en Salt Lake.

Y aunque no hubo aficionados esperando, ni un gran recibimiento como pudo haberse esperado, la sonrisa de Olsen tenía su justificación.

Es que los capitalinos, que no están muy lejos de terminar su temporada en la MLS con el peor récord en la historia de la Liga, de todos modos lograron la U.S. Open Cup 2013, que los consolida como el mayor ganador de títulos domésticos e internacionales del fútbol profesional norteamericano.

“Estoy muy feliz también por los aficionados y la organización por seguir apoyándonos incondicionalmente durante todos estos difíciles momentos que hemos vivido”, agregó Olsen quien evitó evaluar si esta victoria salva su patética temporada liguera.

Pero sí destacó que el secreto de haber logrado la Copa Abierta radica en que han “hecho un gran trabajo en mantenerse unidos” a pesar de tantas adversidades porque en situaciones como ésta “es fácil que los equipos se entreguen y se dividan”.

“No nos dieron la espalda y ahora encontramos la manera de sacar algo positivo de la temporada”, admitió Olsen.

Es cierto que la Copa Abierta no tiene el mismo valor de la Copa MLS, pero para un equipo que solo ha ganado tres partidos en 30 partidos, y caído en 21 de ellos, y que no ha podido ganar ni uno de los dieciséis partidos que ha disputado fuera del RFK, sí tiene un significado monumental.

“Sabíamos de la importancia de salir de ese estadio con la victoria y para ello teníamos que jugar espectacularmente porque el Real es un equipo de verdad, con calidad en todas sus líneas y que mueve el balón de una manera impresionante”, reconoció el estratega.

Y si bien United no ha ganado ninguno de sus 16 juegos ligueros fuera de casa en 2013, en semifinales de la Copa Abierta venció al Fire en el Toyota Park de Chicago y en esta final en Salt Lake al Real.

Los “monarcas”, que jugaban su quinto partido consecutivo del torneo en el estadio Rio Tinto, dominaron en la posesión del balón en un 70%

Olsen afirmó que “fue un esfuerzo de grupo y cada quien hizo las jugadas que necesitábamos”.

Además del esfuerzo de conjunto, Olsen atinó al poner en acción al inglés Lewis Neal, quien marcó el gol de la victoria al final de la primera mitad.

Neal ha estado fuera de acción la mayor parte de la temporada y marcó el gol del triunfo con el único disparo a gol que tuvo su equipo.

Luego del gol de Neal, United se las arregló para aguantar la presión de Salt Lake durante todo el segundo tiempo y los seis minutos de descuento y así derrotar en su propia casa a uno de los más firmes aspirantes a la Copa MLS 2013

“Sentí que Neal necesitaba estar en la cancha. Por su experiencia, él es un gran jugador y también tácticamente ponerlo a jugar tenía sentido”, expresó Olsen, quien por ahora gana un poco de confianza para terminar la campaña de la MLS de la mejor manera posible.

Con este tercer título en la Copa Abierta, el United ganó el derecho a participar en la Liga de Campeones de la Concacaf 2014-2015, un torneo en el que no participa desde 2009 y que agrupa a competitivos planteles de Norte y Centro América y el Caribe.

“Obviamente al final de cada temporada se producen cambios y nosotros evaluaremos todo lo sucedido para ver qué movimientos tendremos que hacer”, concluyó Olsen.