Concachampions: Heredia sorprende en casa y le da un duro golpe al Montreal Impact

El Heredia simplemente fue el mejor equipo en la cancha, el que intentó poner condiciones y buscó el arco rival, y por lo tanto fue un justo ganador en su debut en la Liga de Campeones de la CONCACAF 1-0 sobre el Montreal Impact.

Cuando se dio el sorteo y se supo que en este grupo habría dos equipos de la MLS, se pensaba que el equipo guatemalteco del Heredia sería el más débil, y que incluso el club emelesero que sacara una más amplia diferencia de goles sobre los chapines avanzaría a los cuartos de final. Todo indicaba a que el Heredia era una víctima segura, pero hoy el club centroamericano dejó claro que ellos no están solo para competir sino para ganar.

Sin tratar de demeritar lo hecho hoy por el club centroamericano, si hay que decir que el equipo dirigido por Marco Schällibaum jugó con un plantel alternativo, pero aun así eran amplios favoritos, una vez que teóricamente tenían la batuta del grupo al haber derrotado al San Jose Earthquakes en su primera presentación. Pero hoy dejaron ir la batuta y la dejaron en manos de los rojiblancos.

Desde la primera mitad el Heredia fue mucho más que Montreal, en posesión de balón, profundidad y llegadas de gol. Por la bandas se incorporaban Osmar López por derecha y por izquierda ambos David Espinoza y Wilmer García lo hicieron de forma constante. Enrique Miranda y Charles Córdoba eran los hombres más adelantados en el esquema chapín. 

La mejor variante ofensiva para los de Guatemala fue el tiro de media distancia, y hasta en tres ocasiones en la primera mitad Evan Bush tuvo que hacer atajadas salvadoras a disparos de Espinoza y Miranda. La llegada más clara llegó antes del minuto 20 en un penalti a favor de los chapines. Charles Córdoba cobró con potencia, arriba, al centro, y su remate se estrelló en el travesaño y de campanazo el balón no se metió, rebotó afuera del arco.

Hacia el final del primer tiempo una falta grosera de Piscu, le hizo ver una tarjeta roja directa, dejando al Impact con 10 hombres para todo el segundo periodo. Parecía que Heredia se le vendría encima a Montreal, pero en el segundo tiempo el Impact contuvo bien y Heredia ya no tuvo llegadas tan claras y comenzaron a tirar centros muy malos y pelotazos innecesarios.

Por las circunstancias del encuentro parecía Montreal se podía dar por bien servido con el empate, pero gracias al buen trabajo de Camara y Collen Warner el Impact fue ganando posesión y trataban de que Daniele Paponi retuviera el balón al frente. El club canadiense se vio mejor cuando jugó con diez y además estuvo muy cerca de irse al frente cuando los rojiblancos pasaban su momento más pasivo del encuentro y no hallaban variantes.

En una buena jugada de Paponi, le sirvió a Blake Smith quien se hizo un autopase de crack y definió con un riflazo frente al arquero, pero su remate reventó el palo y el mismo no llegó al contrarremate.

Cuando parecía que el cero a cero era inminente a dos minutos del final, cayó el gol de la victoria. Cuando en un tiro de esquina elaborado, Héctor De Matta le tocó en corto a David Espinoza, quien mandó un centro rasó con potencia, el balón iba directo a la posición de Bush. Jeb Brovsky se barrió en su afán de despejar y le tapó en visibilidad al arquero, cuando el balón le llegó no lo pudo retener y dio rebote en el área chica, donde Charles Córdoba se avivó y estiró la pierna para mandar el balón al fondo de la red. Tuvo revancha el delantero colombiano tras fallar el penalti.

Los jugadores del Heredia festejaron el gol con euforia, pero el festejo memorable fue del técnico Juan Carlos Elías quien con lágrimas en los ojos levantó los brazos hacia el cielo tras el pitazo final.