Copa Oro: Panamá entiende que el partido ante México será distinto; preocupan las anomalías en un partido

ARLINGTON, Texas – Panamá ya venció a México en la fase de grupos, pero su director técnico Julio Dely Valdés sabe que el partido en semifinales no será igual al que se jugó en Pasadena, California.

“Lo único que puedo decir es que será un partido distinto al del 7 de julio, porque son situaciones diferentes”, declaró Valdés en conferencia de prensa desde Cowboys Stadium. “Antes se podía tal vez arriesgar algo y ahora ambos equipos van a presentar otra cara”.

Dentro de esa faceta diferente aparece el delantero del FC Dallas, Blas Pérez, quien no estuvo con la selección canalera en la victoria sobre El Tri. “Es muy importante tenerle”, reconoció Valdés. “Blas es un jugador referente de la selección de Panamá, que siempre lo da todo y tenerle no solamente en el campo, sino dentro del grupo, aporta mucho. Son los tipos de jugadores que todo entrenador quiere tener en su equipo”.

LEA: Julio Dely Valdés invita a Mariano Rivera a que cierre el partido contra México

De la misma manera, ‘Super Ratón’ se siente motivado para buscar el pase a la final. “Estoy en la ciudad donde juego. Hay muchos panameños que van a los partidos del FC Dallas y van a venir al partido. Es una motivación para mí, y hay que hacerle valer ese sacrificio que hacen”, reconoció Pérez.

“Estuve haciéndoles fuerza y barra. Es una sensación bonita saber que mi país pudo ganarle a México por primera vez en la Copa Oro”, admitió el canalero. “Hicimos historia como hace dos años contra Estados Unidos, y esperemos que podamos seguir rompiendo ese mito”.

A pesar que el partido sea otro en comparación con el de la primera ronda, Dely Valdés tiene muy claro su objetivo. “Aquí es vencer o morir. Más allá que ganamos el 7 de julio, también cometimos errores en ese partido, y el mínimo error te puede dejar fuera”, recordó el entrenador.

Panamá quiere evitar que se repita la historia de la Copa Oro pasada, cuando derrotaron a EE.UU. en la fase de grupos, pero cayeron en semifinales ante el combinado de las barras y las estrellas. Dentro de ese aspecto, hay algo en particular que le preocupa al seleccionador de La Marea Roja.

“Mientras no pase nada fuera de lo normal el partido será equilibrado. La expulsión de un último hombre, o una mano dentro del área, hacen que un partido deje de ser normal; cambia accidentalmente”, advirtió Valdés. “Porque normalmente los partidos terminan once contra once. Normalmente”.