Javi Morales y Jason Kreis lamentan que otro estilo venciera al Real Salt Lake

Jason Kreis

Photo Credit: 
USA Today Sports
SANDY. UT. -- Enfadados estaban todos los jugadores y técnicos del Real Salt Lake por lo que consideraban que había sido un arbitraje determinante para la suerte del partido ante Sporting Kansas City. 
 
El técnico Jason Kreis no dejó dudas al respecto y quiso ser muy claro en la rueda de prensa posterior al partido.
 
"Un árbitro que no tiene experiencia, no puede pitar este tipo de partidos, con el estadio lleno y jugando el primero contra el segundo clasificado. Con sólo 14 juegos pitados, no puede ser que esté preparado para arbitrar un encuentro de esta categoría. El resultado no es culpa de mis jugadores, ni de falta de algunos de ellos, sino consecuencia del árbitro. El nivel de consistencia fue la más bajo que he visto de un árbitro en la MLS. Y de nuevo, no quiero extenderme, el punto sobre el árbitro debe ser muy pobre. Es muy pobre”, dijo Kreis de manera rotunda y antes de hablar de nada más. 
 
"Creo que esto es sólo una situación en la que tenemos que mantener la concentración y seguir adelante a partir de decisiones que son difíciles, consiguiendo estropear mucho el juego de buen partido. Tenemos que mantener nuestro enfoque en el juego", dijo Kreis.
 
Sobre la doble amarilla a Chris Wingert, determinante en el desarrollo de un encuentro tan igualado, el DT monarca comentó: "Acabo de ver la repetición y quería venir con hechos, no opiniones de lo que realmente pasó. Vi, o lo que creo que he visto, porque tendría que verlo de nuevo. Es una mala decisión, una extremadamente pobre decisión en contra de nosotros del colegiado. Él [Wingert] apenas toca al jugador, y el contrario [Soony Saad] cae. Ahí estamos recogiendo una segunda tarjeta amarilla cuando hubo varios jugadores del otro equipo que no estaban recogiendo tarjetas amarillas por las mismas acciones, agarrando de las camisetas y parando contraataques en la primera mitad”.
 
Preguntado sobre el mensaje al equipo después de la dolorosa derrota, Kreis indicó que "tenemos que superarlo rápidamente. Hemos tenido un montón de muy buenas encuentros y, otra vez, esta noche lucharon muy duro y no merecimos el resultado".
 
"No menos molesto estaba el hoy capitán del Real, Javier Morales. “El partido fue muy difícil, con dos estilos totalmente opuestos. Nosotros buscamos hacer el mejor juego, y tratando de jugar al fútbol, mientras ellos van por otro camino. Pero, no obstante, es muy difícil jugar con hombre menos todo el encuentro; y, cuando echaron Wingert, ya fue con dos menos y todavía fue más difícil que no acabáramos perdiendo”, dijo el argentino con una clara ironía. 
 
Sobre la presión tremenda que ejercieron especialmente sobre él, Javi comentó: “Yo calculó que lo que buscaban era provocarme para sacarme del partido. Yo me di cuenta, y traté de estar lo más sereno posible, a pesar de las constantes faltas, agarrones, y otras cosas que ustedes no pueden apreciar. Pero cuando tú no te ves amparado por el que tiene que llevar el partido, es muy difícil".
 
En cuanto al efecto de la derrota en la buena racha del equipo, Morales no dejó dudas. “En absoluto. Veníamos jugando muy bien, y hoy le hemos dejado todo en el campo. Tenemos dejar esto atrás cuanto antes y seguir nuestro camino. La bronca que me da es que se impuso su estilo sobre el nuestro. Espero que volvamos a encontrarnos más adelante”.