El defensa alemán Arne Friedrich deja el fútbol debido a lesiones

Arne Friedrich anunció su retiro el domingo 23 de junio tras una carrera que comenzara en el profesionalismo en el año 2000. Las lesiones no le han permitido al alemán continuar su carrera futbolística y tras poco más de un año como jugador del Chicago Fire, le anunció su decisión a la organización de que no seguía más.

Friedrich fue muy claro en su mensaje del porqué de su decisión de dejar sus días como futbolista en el pasado.

“Tras mucha consideración y consultas con mis doctores y preparadores físicos he decidido terminar con mi carrera como futbolista profesional. En las últimas semanas he estado sufriendo un dolor creciente en la parte baja de la espalda. Con dos discos herniados, ya no soy capaz de llenar las expectativas de un jugador profesional de futbol”, declaró el exseleccionado alemán.

Friedrich se integró al Fire para la campaña 2012. El defensa que se desempeñaba tanto como central y lateral por derecha, tuvo una destacada actuación en la única temporada en la que vería acción en la MLS. Formando una dupla defensiva con el novato Austin Berry que intimidaba, a la postre Berry ganaría el premio al novato del año. Muchos piensan que Berry se hizo acreedor a este premio en gran medida por tener a un jugador como Friedrich al lado, que lo liderara y guiara con su experiencia.

Al final en aquella campaña del año pasado, Chicago se metió a los playoffs pero fue rápidamente eliminado por el Houston Dynamo. Para el 2013 Arne intento rehabilitarse tras varias lesiones, incluso recibiendo terapia en Alemania. Sin embargo esto no sucedió, y tampoco pudo ver acción en ningún juego oficial de lo que va de la temporada.

A través del hashtag #DankeArne (Gracias Arne) en Twitter varios aficionados del Fire expresaron su sentir del retiro del alemán. Muchos de ellos haciendo alusión a que se le extrañara en la defensa de Chicago y deseándole suerte en lo que venga en su futuro.

Antes de llegar a la MLS jugó en tres equipos diferentes en la Bundesliga, siendo en el Hertha Berlín donde se consolidó como el gran defensa que fue y donde pasó más tiempo ya que jugó ahí desde el 2002 hasta el 2010. Sin embargo sus logros en cuanto a trofeos y goles en clubes no fue lo que encumbró su carrera, ya que apenas marcó en 14 ocasiones y conquistó una Copa de la liga. Lo de Friedrich pasa más por ser un defensa férreo pero a la vez con idea para salir jugando, y por si fuera poco multifacético ya que se podía desempeñar con igual éxito por las bandas.

Más allá de lo hecho en clubs, su mayor legado y donde posiblemente más se le recordara será por sus actuaciones en la selección teutona, de la cual formó parte por casi una década. Integró el plantel de la selección de Alemania en dos Copas Mundiales (2006, 2010), dos Euro Copas (2004, 2008) y una Copa Confederaciones (2005). Sus logros y consistencia con Die Mannschaft fueron impresionantes al disputar 82 encuentros y conseguir un subcampeonato europeo (2008), así como salir tercero en ambos Mundiales en que participó y en la Confederaciones. Claro que por ser Alemania, en ocasiones pareciera que no ser campeón de poco sirve, pero ¿cuántos jugadores pueden decir que jugaron por una década y en múltiples torneos FIFA con una de las selecciones más poderosas del planeta?

Después de quitarles centenares de oportunidades a los atacantes rivales durante toda su carrera, Friedrich tuvo uno de sus momentos más gloriosos al marcar un gol en un escenario supremo. Lo hizo frente a la selección argentina en los cuartos de final de Sudáfrica 2010, cuando marcó el tercero en la histórica goleada por 4-0 de los teutones sobre los albicelestes.

Ya se ha anunciado que se planea un homenaje para el alemán por parte de la directiva del Chicago Fire. Al parecer dicha ceremonia se llevaría a cabo en algún juego en el Toyota Park cuando Arne se pueda hacer presente dependiendo de su rehabilitación.

Friedrich seguramente estará encaminado como lo ha hecho ya desde hace varios años a ayudar a recaudar fondos para fundaciones de beneficencia y caridad. Una de ellas es la del Proyecto Ruanda, que recauda fondos para la el beneficio de la infancia de la nación africana. Mientras que Friedrich tiene su propio proyecto, donde busca apoyo para personas que sufren de fibrosis quística. El alemán toma muy en serio esta fundación ya que es parte de una promesa que le hiciera a un amigo antes de que se convirtiera en futbolista profesional.

“Me gustaría agradecer a todos los fanáticos, compañeros, entrenadores, preparadores físicos, miembros del staff y asistentes quienes me han atendido y ayudado por más de doce años. Estoy muy agradecido por todas las grandes experiencias que tuve la oportunidad de realizar”.

Con ese mensaje Friedrich terminó su comunicado sobre el retiro... y no queda más que decir que ¡Danke Arne!