HEXAGONAL: Estados Unidos se enfrenta a Honduras con sed de revancha

Clint Dempsey, Victor Bernardez y Roger Espinoza

Photo Credit: 
USA TODAY Sports

Escuche la entrevista exclusiva de Tiro Libre Radio con Boniek García, donde habla sobre su lesión y presente de la selección de Honduras.

La selección de los Estados Unidos que lidera el hexagonal final de la eliminatoria de CONCACAF tras terminar la primera vuelta como puntero, podría iniciar su escapada hacia el Mundial en solitario con un triunfo frente a Honduras en Salt Lake City el martes.

El equipo dirigido por Jürgen Klinsmann se encuentra con cierta comodidad en la cima del hexagonal, sobre todo si tomamos en cuenta que ya hicieron sus visitas que en teoría serían las más difíciles: Honduras y México. En aquella visita a Honduras, en el debut de ambos en la competición, los catrachos ganaron 2-1, por lo cual los EE.UU. seguramente querrán tomar venganza de lo sucedido aquella tarde.

FÉRREA DEFENSA Y DOS VOLANTES QUE CAMBIAN PARTIDOS 

La selección de Klinsmann se ha visto con gran oficio en sus últimos dos partidos contra Jamaica y Panamá, además de eficientes. Defensivamente hay muy poco que reclamarle al equipo, ya que la zaga defensiva liderada por hombres de la MLS: Omar González, Matt Beasler y Brad Evans se ha mostrado firme, gracias a ello el arquero Howard no ha tenido que esforzarse mucho. Por si fuera poco, Evans se dio el lujo de anotar el gol del triunfo sobre la hora frente a Jamaica.

Adelante, por fin está anotando goles Jozy Altidore, que tras dos años de sequía, ahora tiene una racha de tres partidos consecutivos anotando. Su aportación al frente no es la única, ya que el delantero de los Sounders Eddie Johnson también se hizo presente ante Panamá.

El balance defensivo y ofensivo de los estadounidenses se basa en dos hombres de mediocampo: Michael Bradley y Clint Dempsey. Bradley, jugador de la Roma, es quien inicia prácticamente todas las jugadas de la selección, ya que la transición del balón casi siempre pasa por sus pies. Además, es un férreo marcador que recupera muchos balones o fuerza a los rivales a perder el esférico. Mientras que Dempsey sigue siendo el más talentoso, el diferente, el que puede cambiarle la cara a la selección en un abrir y cerrar de ojos de medio campo hacia arriba.

Algo muy importante a destacar es la localia que ha ejercido la selección de las barras y las estrellas como posiblemente nunca lo había hecho. Acostumbrados a tener que soportar aficiones y condiciones difíciles en sus visitas, históricamente se encontraban con públicos en casa que no pesaban al visitante. Sin embargo las cosas han cambiado. Contra Costa Rica se jugó en Denver, donde aprovecharon al máximo las condiciones climatológicas de la altura, la nieve y el frio aunado al apoyo de sus aficionados. Más recientemente jugando en Seattle frente a Panamá, el cuadro de los Estados Unidos recibió un apoyo de los aficionados que fue único e inédito debido a la gran fanaticada que semana a semana acompaña a los Sounders. Seguramente Salt Lake intentará ser un infierno para los catrachos.

LAS CLAVES CATRACHAS

Los hondureños llegan a este partido ubicados en el cuarto sitio de la tabla, lo cual por el momento los tendría con medio boleto al mundial. El problema para ellos es que se vienen sus dos visitas más difíciles y podrían perder su lugar, ya que después de visitar a los Estados Unidos, viajan a México. Aunque en este momento la puntuación es tan cerrada que en caso de un triunfo, Honduras alcanzaría a su similar de los EE.UU. en la cima, a espera de lo que haga Costa Rica ante Panamá.

Es evidente que la victoria sobre Jamaica fue fundamental para mantener a Honduras en la pelea, pero han surgido varios problemas en el cuadro catracho que podrían mermar su desempeño. El habilidoso jugador del Dynamo, Boniek García, se encuentra tocado y es duda para el duelo frente a EE.UU. Boniek fue clave para los hondureños al anotar uno de los dos goles del triunfo frente a Jamaica.

Sin Boniek, la responsabilidad y el trabajo seguramente se multiplicará y recaerá en el ex-Sporting Kansas City Roger Espinoza y en los desbordes del volante de los Sounders Mario Martínez.

Pero sin duda el problema más grave, puede ser el que se viva internamente tras el abandono de la concentración del delantero Jerry Bengtson. Aparentemente al delantero del New England Revolution no le agradó quedar relegado al banco frente a Jamaica y decidió regresarse con su club. Incluso Luis Fernando Suárez ha llamado de último momento al defensa del Whitecaps Johnny Leveron para tener una plantilla más completa, aunque se antoja difícil algún movimiento en la zaga defensiva ya que Víctor Bernárdez y compañía parecen ser inamovibles en el esquema del colombiano.

El ambiente en la concentración de Honduras no es necesariamente tenso o de paranoia, como el que sí vive en cierta forma su prensa. Algunos medios hondureños, en tono de broma, han dicho que Klinsmann envía espías a los entrenamientos de los catrachos. Pero bien dicen que, entre broma y broma, la verdad se oculta.