Desconcierto total en DC United ante los malos resultados

D.C. United players huddle up before playing soccer

Photo Credit: 
USA TODAY Sports

WASHINGTON, DC.— Lionard Pajoy y Marcelo Saragosa no entienden qué le pasa a su club D.C. United y esa situación los tiene desconcertados.

Así lo afirmaron ambos jugadores latinoamericanos a FutbolMLS.com, instantes después de que los capitalinos salieran goleados de su propia grama en el RFK por parte del Dynamo de Houston, que les propinó una humillante derrota de 4-0 para hundirlos más en el sótano de la clasificación de la Conferencia Este.

“Esta situación que estamos viviendo es muy triste. No entendemos qué pasa porque la base de este equipo es la misma del año pasado”, dijo el colombiano Pajoy, visiblemente afectado por esta nueva derrota de su club.

Dynamo abrió el marcador al minuto 16 cuando el United regaló el balón en el centro del terreno.

El hondureño Boniek García tomó la pelota y con un pase largo a la derecha encontró a Will Bruin, quien sólo avanzó dos pasos antes de conectar a puerta ante la salida de Bill Hamid, para el primero de la noche para Houston.

El DC intentó reaccionar impulsado al frente por el brasileño Rafael Teixeira y Dwayne De Rosario pero mostraron inconsistencia en sus llegadas y falta de entendimiento con los pases, perdiendo algunos balones que llegaron al área grande con relativa peligrosidad.

Esa falta de concentración en la zona media y la línea final tuvo su segunda consecuencia en la vuelta 28.

Un balón mal despejado por el portero local Hamid llegó a los pies de Bruin quien entraba al área por la derecha; al primer toque se lo entregó a su compañero Giles Barnes, quien libre de marcas y solo frente a Hamid envió el balón al fondo de la red para el 2-0. El reloj marcaba apenas media hora de juego, una situación que comenzaba a desmoralizar al United.

“Es difícil perder de esta manera y más aún cuando se está en casa que es siempre un aliciente para ganar”, lamentó Pajoy que comenzó el partido en la banca.

Rafael y De Rosario eran los dos hombres en punta en esta nueva formación del técnico Ben Olsen.

“Obviamente cuando se está en una situación como ésta hay que buscar variantes. No se trata de uno o dos jugadores, es un equipo completo el que está necesitado de triunfos para revertir esta situación”, concluyó Pajoy quien entró al partido al minuto 60 por el panameño Marcos Sánchez.

Por su parte, el brasileño Marcelo Saragosa expresó que “es una situación lamentable” porque llegaron al partido necesitados de una victoria y salieron a la cancha a jugar “sin ese extra de esfuerzo” que la situación requiere.

En la vuelta 78, Saragosa cometió una falta a pocos metros del área grande. El tiro libre llegó al área y otra vez Bruin hizo de las suyas al dejar atrás la marca de Dejan Jakovic para batir a Hamid con su segundo de la noche y poner las cifras 3-0.

“No sé cómo explicarlo. Tuvimos diez días sin partido, entrenamos fuerte, analizamos los errores, planeamos cómo corregirlos y llegamos hoy aquí sin ningún tipo de concentración”, lamentó Saragosa.

Pero tres goles no eran suficientes para Houston. Al 87’ dieron la estocada final a la golpeada plantilla de Olsen cuando llegaron fácilmente con una triangulación de balón que remató Andrew Driver con el cuarto de la noche.

Saragosa reiteró que aunque “no es una situación de la que puedan salir inmediatamente”, tienen que planificar la recuperación “partido por partido”.

“No podemos pensar en Kansas City todavía”, dijo en referencia al próximo partido en el RFK el 19 de mayo ante el Sporting.

“Nosotros ahora mismo sólo podemos pensar en Dallas porque tenemos un partido contra ellos dentro de tres días”, aseguró.

Consultado sobre las variantes de Olsen y la falta de concentración del club, especialmente en los dos primeros goles dijo: “Yo no voy a justificar ni a culpar a uno o dos jugadores, esta adversidad es responsabilidad de todos y sólo con el concurso y voluntad de todos los que conformamos esta plantilla podremos salir adelante”.

Sobre su compatriota Rafael, Saragosa dijo que “ya ha ido tomando poco a poco su nivel de juego” pero enfatizó que todavía le falta porque esta liga “es muy diferente” a la que él estaba acostumbrado en Brasil.