Reporte: Estadio Saprissa, donde Costa Rica recibirá a EE.UU., alcanza el grado IV de intensidad sísmica en un partido de fútbol

El próximo 6 de septiembre por la séptima fecha del hexagonal final de las eliminatorias de la CONCACAF, la selección nacional de Costa Rica recibirá a su similar de los Estados Unidos.

Las condiciones, sin embargo no serán parejas. En contraprestación por el partido del 22 de marzo en el cual los EE.UU. derrotaron 1-0 a los ticos en un partido plagado por nieve, y el cual la federación tica protestó sin éxito ante la FIFA, ahora Costa Rica quiere hacerle mover el suelo a los estadounidenses.

Según el presidente de la federación costarricense de fútbol, Eduardo Li, el Estadio Ricardo Saprissa es el preferido para ser la sede oficial del encuentro. “La Cueva”, como se le conoce al estadio del club Saprissa, es un lugar temido por los jugadores de los Estados Unidos, y donde literalmente la tierra tiembla.

Un estudio realizado por Kenneth Hernández, del periódico Al Día, demostró que los movimientos de la gradería sur del Saprissa pueden llegar a tener un nivel de cuatro grados en la escala Mercalli de medición telúrica. La escala Mercalli, a diferencia de la Richter (magnitud de un sismo) se usa primordialmente para medir la intensidad con que las personas sienten un terremoto.

Escala Mercalli de intensidades sísmicas
Grado Intensidad
I Muy débil
II Débil
III Leve
IV Moderado
V Poco fuerte
VI Fuerte
VII Muy fuerte
VIII Destructivo
IX Ruinoso
X Desastroso
XI Muy desastroso
XII Catastrófico

Los investigadores de la Universidad de Costa Rica fueron los encargados de llevar a cabo el estudio por petición de Al Día, durante el clásico del fútbol tico entre el Saprissa y el Alajuelense. El partido terminó a favor de los locales por 1-0, y el instante del gol fue el segundo momento de mayor intensidad sísmica en la gradería sur del estadio (nivel IV – sismo moderado), mientras que un gol anulado en el minuto 81 estuvo a punto de llegar al quinto nivel de intensidad Mercalli (sismo poco fuerte).

La importancia de analizar la tribuna sur del Estadio Saprissa, radica en que se encuentra justo encima del camerino que utiliza el equipo visitante, y que resguardaría a la selección de los EE.UU. previo al encuentro del 6 de septiembre.

Tal y como lo señala la nota de Al Día, el capitán de la selección tica Bryan Ruiz, del Fulham inglés recordó su época como jugador del Alajuelense: “Cuando el estadio está lleno y se ve ese movimiento en el cielo raso (techo) del camerino uno piensa que eso se va a caer, la verdad es muy fuerte”.

La nota de Al Día también recoge declaraciones de algunos futbolistas históricos de la selección de los Estados Unidos que han jugado en el Saprissa. Para Landon Donovan “los aficionados se escuchan justo detrás de uno”, mientras que Alexi Lalas lo recuerda como “peor que jugar en el Azteca”.

De la misma manera, el volante Sacha Kljestan argumentó previo a un encuentro en “La Cueva” en 2009 que “en ese estadio asustan. Los que han jugado ahí no quieren ni recordar lo que se siente en el camerino antes de entrar a la cancha”.

El estudio arrojó que durante el partido entre Saprissa y Alajuelense el nivel IV en la escala de Mercalli se alcanzó en 20 ocasiones. Según uno de los investigadores “el grado IV es concordante con lo que se observó. No se llegó a grado V; si eso ocurre se hubiera provocado algún tipo de daño”.

La Federación Costarricense de Fútbol está a la espera de la aprobación para que el Estadio Saprissa sea la sede del encuentro ante los EE.UU. De acuerdo con los reportes, son necesitaros reparos en el sistema de drenaje del estadio, así como un problema menor con la iluminación. En los partidos de eliminatoria previos, Costa Rica ha jugado como local en el Estadio Nacional.