Landon Donovan: “No jugaba así desde que tenía 18 ó 20 años”

TORONTO - Mentalmente renovado y con un mayor entusiasmo, aunque físicamente un poco fuera de base, Landon Donovan retornó este sábado a la cancha con LA Galaxy, y si bien es cierto que su presencia no influyó en el empate a dos goles conseguido ante Toronto FC, algunos toques de balón en cierto momento pudieron provocar daño en la valla local.

Ingresó a la cancha cuando al partido le quedaba media hora por jugar y el marcador empatado a un gol, en sustitución de Jack McBean, e inmediatamente y debido a la ausencia de Robbie Keane, Todd Dunnivant el entregó el brazalete de capitán.

A los pocos minutos ya tenía su primera oportunidad al recibir un excelente pase desde la derecha. Aunque bien ubicado y en solitario frente al portero Joe Bendik, Donovan no pudo rematar el balón que le llegó débil a sus pies, cuando se cantaba ya el 2-1 para los galácticos.

“Tomando en cuenta el tiempo que estuvo fuera, su presentación de hoy fue aceptable. Desaprovechó una oportunidad, pero dejando eso por un lado, estuvo bien”, comentó su entrenador Bruce Arena. “Es un buen jugador y pronto estará en buena forma”.

Se espera que la recuperación física de Donovan llegue a tiempo para el partido de ida ante Monterrey el miércoles por las semifinales de la Liga Campeones de CONCACAF.

El propio Donovan reconoce que le falta algún tiempo para ponerse de nuevo en forma. “Esto va a tomar algún tiempo, pero confío que todo estará bien. Tendré que trabajar duro, hay que tomar en cuenta que estuve ausente por varios meses.

“Fue algo divertido estar de vuelta en la cancha. Aunque no era mi decisión jugar hoy el cuerpo técnico me insistió y acepté”, reconoció el delantero. “Fue un buen gesto de su parte por esa confianza”.

Bromeando un poco acerca de su presentación ante Toronto, Donovan afirmó que “honestamente la de hoy no ha sido una de mis mejores actuaciones. Quizás no jugaba así desde que tenía 18 ó 20 años”.

Durante la semana, Donovan explicó que su salud mental fue la razón por la cual decidió tomarse el periodo de excedencia, aunque aseguró que tenía ganas de volver a jugar pronto. “Mentalmente me siento muy bien y emocionalmente como hace mucho tiempo no me sentía. En la parte física es la que tengo que trabajar más”.

Para el plantel, el retorno de Donovan es un gran impulso anímico y futbolístico, y de eso pueden dar fe sus propios compañeros; entre ellos José Villarreal.

“Tenemos más empuje en la delantera. Anímicamente su liderazgo se deja sentir en el club. Su habilidad es innegable y nos inyecta mucho al equipo”, afirmó el joven jugador que rescatara el empate en los minutos de reposición.