Dwayne De Rosario and Andy Najar
Getty Images

De Rosario prioriza la labor colectiva ante Salt Lake

WASHINGTON, DC.-Después de marcar su segundo triplete desde que llegó al D.C. United, esta vez ante el Salt Lake, el canadiense Dwayne De Rosario aseguró que su meta no son esos logros individuales sino llegar a la liguilla con su club y si es posible ganar el campeonato.

“Personalmente lo que quiero es llegar a los playoffs y ganar un campeonato aquí”, dijo De Rosario a los reporteros instantes después de liderar a su club con tres goles y una asistencia en ruta a una goleada 4-0 ante el Real que descontó en las postrimerías del partido por intermedio del costarricense Alvaro Saborio.

“La verdad es que me siento satisfecho de el trabajo que he hecho desde que llegué a este equipo y continuaré trabajando por mis compañeros, los aficionados y el club que es simplemente lo que he hecho en toda mi carrera”, agregó el canadiense.

De-Ro restó importancia al hecho de hacer un triplete para una goleada ante un equipo como Salt Lake, luego de fallar un penal en el descuento del partido anterior de su club ante Chivas que significaba el triunfo.

“En ese momento del juego cualquier cosa puede pasar y creo que aunque me sentía bien para cobrarlo quizás no debí hacerlo porque estaba muy cansado y lo cobré muy rápido.

Lo mejor fue que pensé que tenía que salir para el próximo partido para dar lo mejor de mí y así sucedió hoy ante Salt Lake”, acotó De Rosario.

Consultado sobre su continuidad en el DC United al terminar esta temporada aclaró que “no importa lo qué pueda pasar mañana” porque cuando se tiene un trabajo hay que salir a hacerlo.

El canadiense inició su memorable jornada al minuto 13 cuando entregó el pase para que el hondureño Andy Najar abriera la cuenta para el DC y más tarde siguió la fiesta al anotar en los minutos 22, 27 y 31, para llegar a 13 goles en la temporada y acabar con las aspiraciones del club visitante en apenas media hora de juego.

Quizás el canadiense se hizo eco de los requerimientos del técnico Ben Olsen quien había fustigado a sus jugadores por haber “regalado” el juego anterior ante Chivas USA por no jugar con contundencia durante todo el cotejo.

“De Rosario y Andy (Najar) hicieron un trabajo excepcional”, dijo Olsen con una cara evidentemente más feliz que la mostrada a mitad de semana.
“Lo que hizo hoy De Rosario ya casi ni me sorprende porque ya nos tiene acostumbrados a este tipo de situaciones. Yo como jugador lo tuve por 10 años del otro lado y había sido víctima de su efectividad”, reconoció Olsen.

El estratega criticó que Salt Lake haya salido a jugar con varios de sus suplentes al recalcar que “fue un poco irrespetuoso” pero que estaba “orgulloso porque sus muchachos dieron una gran respuesta”.

“Fue una gran actuación de conjunto y todo lo que tenemos que hacer es disfrutar de esto hoy y olvidar las dos pasadas actuaciones del club”, concluyó Olsen.