Pérez: “No podemos sufrir tanto”

FRISCO, TX.- La fiesta del clásico texano término dramáticamente con un gol del delantero Kenny Cooper en el minuto 90 para darle el triunfo a FC Dallas 3-2 sobre el Houston Dynamo que había lo grado igualar las acciones en el minuto 83 por intermedio de Brad Davis.

Y el júbilo se veía y hacía sentir en el vestuario de los hombres dirigidos por Schellas Hyndman que prácticamente coincidían en que la victoria era lo más justo para ellos, pues durante 44 minutos mantuvieron una ventaja de 2-0 sobre los visitantes.

“Sabíamos que Houston era un rival muy complicado y nos iba a costar mucho derrotarlos y así fue”, expresó el portero Raúl Fernández.

“Creo que hicimos bien las cosas y conseguimos una importante ventaja durante el primer tiempo, sin embargo después cometimos unos errores y ellos nos empataron, pero al final se hizo justicia y conseguimos la victoria y los tres puntos que es lo importante”, agregó el cancerbero.

No obstante,  hubo jugadores quienes analizaron más fríamente las cosas y sin bien se marcharon contentos por el triunfo en la vigésima edición del clásico Texano, no están conformes por lograr esta victoria agónica en el último suspiro del partido.

“Satisfechos por el resultado, pero con un poco de disgusto por terminar sufriendo tanto”, expresó el delantero panameño Blas Pérez.

“Ganábamos cómodamente 2-0 faltando 20 minutos para terminar el juego y nos empataron en cuestión de cinco minutos.  No nos puede pasar eso y menos en casa, afortunadamente le quedó ese último balón a Cooper y pudimos ganar que es lo importante”, agregó el canalero.

FC Dallas tuvo una alta dosis de suerte en este compromiso, pues el conjunto naranja llevó siempre la iniciativa en el partido y perdía por dos desatenciones en pelota quieta, pero después de conseguir el empate, se volvió a equivocar y acabó perdiendo el juego, a tal punto que el delantero panameño nunca tuvo una clara opción de márcale a los dirigidos por Dominic Kinnear.

“No tuve ninguna opción clara de anotar.  Mantuve todo el juego corriendo y marcando a los centrales de ellos, fue un partido supremamente difícil para mí, un delantero siempre quiere tener el balón y anotar”, dijo Pérez.

“Tenemos que mejorar en ese aspecto y en otras cosas. Pero nos vamos contentos porque el equipo luchó, se entregó y ganó y ahora a seguir trabajando para no volver a terminar tan apurados como hoy”, concluyó.