Julio Morales, sobre el SuperClásico: “No es nada más un partido, es por la gente”

Julio Morales training

Photo Credit: 
Olivia Cervantez

MEXICO, D.F. - El delantero de Chivas USA, Julio Morales, está emocionado por su primer clásico en la MLS, pero más por mostrarse y poder ser convocado para ir al Mundial Sub 20 de Turquía, ya sea con México o con los Estados Unidos.

La vida le ha cambiado muy pronto a Morales. En dos años ha jugado con las reservas de las Chivas de Guadalajara, con la selección mexicana Sub 20 y ahora ya es parte de la plantilla del primer equipo de Chivas USA. Con el rebaño angelino ya debutó en la jornada inaugural de la MLS y también espera jugar este domingo su primer clásico ante LA Galaxy.

Morales nació en San José, California, pero sus padres son mexicanos. Es uno más de los talentos futbolísticos que han surgido de este lado de la frontera y con la posibilidad de jugar con las dos nacionalidades.

Su debut con Chivas USA fue, para muchos, demasiado pronto. Para él llegó en el momento indicado.

“Sí [estoy sorprendido], de repente me dijeron en México que me iba a venir pará Los Ángeles para que me viera el Chelís, que no era seguro que me quedara, pero gracias a Dios se dieron las cosas y me quedé. Es el momento exacto para mí y para mi carrera también, ahora es echarle ganas y aprovechar la oportunidad que me dieron”.

Morales salió del anonimato en 2009, cuando gracias a unas visorias de Alianza de Fútbol, una organización promotora de talentos latinos en los Estados Unidos, fue invitado por Chivas de Guadalajara para integrarse a sus fuerzas básicas. Le fue tan bien que en 2012 ya había sido convocado a una preselección Sub 20 de México (en octubre de ese año marcó un hattrick en un duelo de preparación).

Ahora, mientras luchaba por ganarse la posibilidad de debutar en el primer equipo del rebaño mexicano, le llegó la invitación para probarse en el angelino.

“Era una opción, no de venir a la fuerza. Lo hablé con mis papás, me dijeron que si, y yo pensé que era una gran oportunidad”, agregó.

Aunque el resultado del partido de su debut no fue positivo (fueron goleados por el Crew), reconoce haberse sentido bien y un poco nervioso al principio, pero con mayor confianza conforme se desarrolló el partido.

Sabe que él es parte del proyecto de Chivas USA consistente en alinear a jugadores de sangre latina para atraer a más gente de una región con alta presencia hispana, “y dependerá de nosotros motivar a la gente para que vaya”.

La posibilidad de jugar su primer clásico le emociona, “porque hay muchas cosas en juego. No es nada más un partido, es por el área, la gente, debemos echarle ganas todos y salir a ganar. Ellos tienen grandes jugadores, pero también nosotros tenemos un gran equipo y hay que aprovecharlo”.

Con la Copa Mundial Sub 20 de Turquía a la vuelta de la esquina, con las dos selecciones para las cuales puede jugar clasificadas, Morales sabe que de sus actuaciones en la MLS dependerá ir o no ir, y que lo hará con la selección que lo convoque.

“Ya estando aquí en Chivas USA quizá se pueda dar que me vaya  con Estados Unidos, hablaron conmigo hace un año y les dije que sí. Pero no se pudo por la limitante del [Guadalajara], y lo entiendo, pero ahora es diferente, y tengo que echarle ganas”.

Aunque jugó partidos de preparación con el Tri, no lo convocaron al pre-mundial de Puebla, donde México fue campeón y EE.UU. subcampeón.

“La verdad sí me da cosa, pero iré con la selección con la que se dé la oportunidad, pero todavía tengo mi corazón en la playera verde”.

Jugar para los Estados Unidos no es imposible, considera. Y de hacerlo, se encontraría con amigos que vivieron el mismo proceso con Alianza en 2009: Benji Joya y Daniel Cuevas, seleccionados estadounidenses, “sería algo increíble, la verdad”, concluye Morales.