Erik Davila/FC Dallas

Crónica: FC Dallas (6)2-1(5) Tigres UANL ... El Rio Grande se queda en Dallas

El FC Dallas fue de menos a más para remontar a Tigres UANL y vencer 2-1 (3-3 global) en el partido de vuelta de la Copa Rio Grande Plate, forzando  los penales que le dieron el título al cuadro texano, que se impuso 6-5 desde los 12 pasos.

El trofeo que disputan cada año ambos clues se quedó en Dallas, gracias a los goles de Rubén Luna y el brasileño Jackson Goncalves. El cuadro mexicano - que ganó 2-1 en la ida - abrió la cuenta en el Pizza Hut Park por intermedio de Lucas Lobos.

Con el 3-3 en el global, la serie se definió mediante los tiros penales. Los primeros diez lanzamientos fueron ejecutados exitosamente, hasta que el jugador felino Francisco Acuña estrelló su remate contra el travesaño. A renglón seguido, Jeremy Hall anotó el gol del campeonato para FCD.

EL PARTIDO

Alentado por el público del Pizza Hut Park,  que en su mayoría se vistió de auriazul, Tigres controló las acciones desde el arranque y creó constante peligro para el meta local, Chris Seitz.

El canterano felino Alan Pulido fue uno de los hombres más incisivos del ataque felino durante la primera mitad, a tal punto que casi rompió el cero recién al minuto 11 con un tiro que se fue apenas desviado.

Dallas, mientras tanto, acusaba la ausencia de varios titulares y no lograba generar fútbol con la formación que alineó el técnico Schellas Hyndman.

Su rival en la banca, Ricardo "Tuca" Ferretti, también utilizó a varios reservas, aunque fue el capitán del equipo, Lobos, quien puso ventaja a los visitantes al minuto 37. Tras recibir un centro de Danilo Verón, el volante argentino se acomodó entre dos defensores dentro del área local y batió a Seitz con un disparo rasante pegado al poste.

Con el 1-0 parcial en el luminoso, Tigres quitó el pie del acelerador y dejó reaccionar a Dallas, que logró la igualdad al filo del descanso a través de Luna. El joven mexicano alcanzó un pase en profundidad de Bryan Leyva, se perfiló por la izquierda y definió por arriba del adelantado arquero felino, Aaron Fernández, para el primer gol de su carrera.

Apenas reiniciadas las acciones en el segundo tiempo, los dueños de casa dieron vuelta el marcador mediante el recién ingresado Jackson. El brasileño superó en velocidad a los defensores auriazules y, desde unas 15 yardas de la portería, clavó un zapatazo ajustado al palo izquierdo.

A los 71', Tigres rozó el empate que le hubiera dado el título, pero Seitz le ganó la partida a Pulido en el mano a mano.