Getty Images

La Recasa Emelesera: Empatitis aguda en los clubes

Este fin de semana hubo epidemia de empates en la MLS, al mismo tiempo que se prolongó el síndrome de las lesiones graves en la liga.

El Real Salt Lake dejó por un lado su racha negativa de dos derrotas sucesivas (Concacaf y Liga) para dar cuenta de un envalentonado Chivas USA (1-0), pero no pudo evitar la pérdida de uno de sus mejores hombres, el argentino Javi Morales.

Morales dejará las canchas por cuatro meses, mientras se recupera de su doble fractura de tobillo izquierdo y lo hace cuando el equipo trataba de enderezar su camino como líder del equipo. Es una muestra inequívoca que no existen dos glorias juntas en el fútbol.
De momento, los de Utah han recuperado confianza colectiva, pero individualmente hay jugadores tocados por lo que representa la ausencia del argentino, que se ha distinguido por su liderazgo en el plantel.

Salt Lake fue junto a Toronto FC y el Portland Timbers, los únicos ganadores de la jornada del fútbol estadounidense.

Algo llamativo en esta jornada fueron los cinco empates que se registraron en los ocho juegos disputados. Hubo más conformes que vencidos, pero al mismo tiempo esta ecuación reduce el número de equipos ganadores.

No perder es igual a dejar de ganar.

En el encuentro más electrizante de la fecha, Galaxy y el Red Bulls igualaron a un tanto en el Home Depot Center.

Cabe mencionar que el francés Thierry Henry pudo complacer a sus aficionados en Carson, quienes ya pedían verlo anotar en California, mientras que Landon Donovan demostró porqué se ha convertido en el líder el conjunto galáctico.

El 1-1 entre galácticos y neoyorquinos fue un resultado salomónico para un encuentro que había despertado mucha expectativa. Al final de la jornada, los dos equipos pueden presumir que comandan los dos sectores del fútbol de la MLS.

En este partido, participaron cinco ex europeos y que además son elementos franquicia. Rafael Márquez y Thierry Henry por Red Bulls, mientras que por el Galaxy lo hicieron Landon Donovan, Juan Pablo Angel y David Beckham. Con esta constelación de estrellas, quedó eclipsado el césped del coloso de la Calle Victoria.

Las igualadas se pusieron de moda. Incluso, para mala suerte, tres juegos terminaron sin goles y además nadie ganó por más de un gol de diferencia.

Uno que al menos puede regodearse de mantener un invicto es el Seattle Sounders, que desde su aparición en la MLS, nunca ha perdido en la casa de Columbus.

Sin embargo, otros como el Chicago Fire no terminan de levantarse. Unicamente dan algunos toques de alegría, pero terminan quedándose a medias.

El 0-0 de los Bomberos ante el Vancouver no ayuda en mucho a los dirigidos de Carlos de los Cobos, que son penúltimos del Este.

Al final, los empates pueden salvar una jornada pero no pueden salvar campeonatos.