Lo Bueno, Malo y Bomba: Clubes de la Conferencia del Este

BMB_Este

Photo Credit: 
Getty Images

Los equipos de la Conferencia del Este mejoraron su rendimiento con respecto a las temporadas pasadas. Algunos campeones volvieron a la escena de la postemporada  mientras que el equipo de expansión pasó la prueba de la MLS. A continuación, Lo bueno, lo malo y lo bomba de cada equipo de la Conferencia del Este en 2012.

Chicago Fire

Lo bueno: temporada ganadora
Después de dos años, el Chicago Fire volvió a tener una temporada ganadora. Los rojos ganaron 17 partidos, perdieron 11 y empataron 6 para 57 puntos. El equipo tuvo puntos altos que hicieron soñar a la afición con la segunda estrella.

Lo malo: sudamericanos desentonaron y Marco Pappa dice adiós
Para el verano, el Fire decidió prestar al uruguayo Federico Puppo, el argentino Sebastián Grazzini y el colombiano Rafael Robayo porque no pesaron en el plantel. En cambio, el guatemalteco Marco Pappa partió prematuramente al fútbol de Holanda, algo que le pesó al equipo en los playoffs.

Lo bomba: el regreso de Chris Rolfe
La partida de Marco Pappa tuvo el bálsamo del regreso de Chris Rolfe. El ídolo de los rojos volvió de Europa con su repertorio de desequilibrio intacto y llevó al Fire a playoffs.

Columbus Crew

Lo bueno: Federico Higuaín
Por fin llegó un jugador a llenar el vacío de Guillermo Barros Schelotto. Con el Pipa Higuaín, el Crew volvió a tener un líder lleno de talento y la llegada a playoffs se peleó hasta el final.

Lo malo: a primera parte de la temporada
El Crew no llegó a playoffs por culpa de un flojo inicio de temporada. Sin brújula y sin poder goleador, el Crew apareció tarde en la lucha por la fiesta final. Columbus también perdió a uno de sus jóvenes talentos, el volante Kirk Urso, que murió por una complicación cardiaca.

Lo bomba: golazo de Sebastián Miranda
Uno de los grandes momentos del Crew fue cuando el defensa chileno Sebastián Miranda marcó un gol de cabeza desde fuera del área grande al FC Dallas. Pocos en la historia del fútbol pueden contar tal hazaña.

D.C. United

Lo bueno: regreso a playoffs
El United volvió a playoffs después de cinco temporadas. Los muchachos de Ben Olsen recuperaron el orgullo perdido y soñaron con el pentacampeonato.  Jugadores como Chris Pontius y Andy Najar brillaron con luz propia.

Lo malo: la lesión de Dwayne De Rosario
Aunque el equipo cumplió con la misión de vivir sin Dwayne De Rosario, la lesión del MVP del 2011 fue un trago amargo. Su entrada como sustituto en la vuelta de la final de Conferencia contra Houston recordó que era una jugador vital para llegar al título.

Lo bomba: eliminar a los Red Bulls
Llegar a playoffs vale mucho pero eliminar a tu rival de toda la vida no tiene precio. Ese fue el gusto que se dio el United al vencer a los Red Bulls en las semifinales de Conferencia.

Houston Dynamo

Lo bueno: un equipo con jerarquía
El Houston Dynamo nuevamente cayó en la Copa MLS contra LA Galaxy, pero los rivales entendieron que una vez el Dynamo está en playoffs su destino final es la finalísima. El cuadro naranja eliminó a Chicago Fire, Sporting KC y D.C. United de manera contundente.

Lo malo:  la fama de equipo defensivo
Pese a su muestra de jerarquía en la liguilla, el Dynamo no fue favorito para ganar la Copa MLS por culpa de su estilo de juego. La prensa y los aficionados respetan el espíritu competitivo del Dynamo pero agradecerían un mayor virtuosismo en su juego. El Dynamo es garra y nada más.

Lo bomba: el hondureño Boniek García
Un gran jugador sumó Dominic Kinnear con la contratación de Boniek García. En pocos partidos, el catracho mostró ser uno de los mejores mediocampistas de la MLS. Grandes pulmones y  buena pegada fueron sus cartas de presentación en la MLS.

Montreal Impact

Lo bueno: un debut mejor de lo esperado
El debutante de la MLS en 2012 no fue la cenicienta que se esperaba. Montreal no fue último en su Conferencia y hasta pensó en llegar a la Liguilla. La sensación que deja el debut  es que el Impact será un equipo a vencer en la liga.

Lo malo: la salida de Jesse Marsch
A lo mejor el Impact supere el próximo año lo hecho en 2012, pero la salida del técnico Jesse Marsch parece prematura. Para el 2013, el Impact tendrá que empezar de nuevo por no respetar el proceso inicial.

Lo bomba: el brasileño Felipe
Llegaron los italianos Marco Di Vaio y Alessandro Nesta, pero el show se lo robó Felipe Martins. Con fútbol fino y goles, el brasileño fue una de las revelaciones de la temporada.

New England Revolution

Lo bueno: el francés Saër Sené
Entre lo poco rescatable de los Revs en el 2012 está el delantero Saër Sené. El francés marcó 11 goles en el 2012, algo que no pasaba desde los tiempos del legendario Taylor Twellman.

Lo malo: malas decisiones técnicas
El Revolution pagó caro la inexperiencia de Jay Heaps como entrenador. Las contrataciones del comienzo de la temporada fueron pésimas y el equipo nunca tuvo una idea de juego definida. Los platos rotos los pagó el histórico Shalrie Joseph, que partió a Chivas USA.

Lo bomba: Jerry Bengtson y Juan Toja
Las contrataciones del hondureño Bengtson y el colombiano Toja en el final de la temporada se hicieron pensando en un nuevo proyecto. Los dos son las piezas fundamentales para que el Revolution reviva en el 2012.

New York Red Bulls

Lo bueno: Thierry Henry
Los Red Bulls llegaron a la liguilla de la MLS gracias al talento del estelar francés. Los goles y jugadas de Henry fueron de un nivel superior. El ex Arsenal entiende a la perfección lo que significa dar espectáculo.

Lo malo: un equipo sin gracia
Los Red Bulls en la era del sueco Hans Backe fueron un equipo aburrido y sin plan. Pese al costo del plantel, su juego nunca sirvió para hacerlo favorito. La afición se quedó con una decepción enorme.

Lo bomba:  adiós Rafa Márquez
El defensa mexicano dijo adiós a la MLS en medio de polémicas por su mal juego y pésima actitud deportiva. El mexicano terminó su contrato antes de tiempo y deja la liga sin pena ni gloria, pero con sus bolsillos llenos de dinero. La afición habla de estafa.

Philadelphia Union

Lo bueno: el defensa Carlos Valdés
El colombiano fue lo único rescatable del Union en el 2012. Seleccionado al equipo de Estrellas de la MLS y convocado por José Pékerman a la selección Colombia confirman el gran nivel del ex América de Cali.

Lo malo: confiar en Freddy Adu
El Union dejó todas su posibilidades en Freddy Adu, pero la eterna promesa volvío a decepcionar. Sin Adu conectado, el Union fue un equipo débil, con pocas ambiciones.

Lo bomba: Peter Nowak
Pocas veces una relación contractual en la MLS termina en los juzgados. Eso pasó con el ex DT Peter Nowak, que además de malos resultados, dejó una cadena de hechos deplorables para la organización.

Sporting KC

Lo bueno: el mejor del Este en 2012
El equipo de Peter Vermes fue el mejor equipo del 2012 en la Conferencia del Este. Un gran mediocampo y solidez defensiva fueron el sostén para un equipo de compitió de gran manera en la MLS. Un equipo de gran futuro.

Lo malo: la falta de gol
Al Sporting le faltó mayor poder goleador para llegar al título. Los delanteros mostraron talento y desiquilibrio pero no tuvieron puntada final. Es la tarea que cumplirá el argentino Claudio Bieler en 2013. Este gran equipo jugará para él.

Lo bomba: tiquete de Concachampions
Aunque el Sporting se quedó sin título y fue segundo en la tabla general, el Sporting jugará la Concachampions 2013-2014 por su título en la  Open Cup. Será una bella oportunidad para mostrar esta buena plaza a nivel internacional.

Toronto FC

Lo bueno: el fin del 2012
Lo mejor que le pudo pasar a Toronto en la campaña 2012 fue que se acabara. Solo cinco victorias tuvo el equipo canadiense en el 2012. Con la llegada de Kevin Payne a la presidencia se espera que cambie el rumbo del club.

Lo malo: la mala suerte
Además del mal nivel de los jugadores y la desorganización de los dirigentes, al Toronto lo acompañó la mala suerte. Los mejores jugadores (Tornsten Frings y Eric Hassli) se lesionaron y perdieron partidos de manera insolita a lo largo de la temporada.

Lo bomba: Luis Silva
En medio de la decepción se destacó la aparición del mexicoamericano Luis Silva. El novato marcó cinco goles en la temporada y se convirtió en el referente en ataque de Toronto.