Pases del Sur: Una inyección de Chelís a Chivas USA

Chelis

Photo Credit: 
Getty Images

CIUDAD DE MÉXICO - Si Chivas USA buscaba llenar su banquillo técnico con un entrenador de gran personalidad, que le dé el toque latino a la banca, ya lo tiene.

Si lo que rebaño angelito quería era a alguien que le ayudara a despertar a la aletargada afición tras las malas temporadas, ya lo consiguió.

Si el equipo, los jugadores, buscaban un líder que los haga entender lo que es querer a una camiseta, lo que es no sólo competir sino divertirse en el campo, ya se ha hecho oficial.

Se llama José Luis Sánchez Solá, el popularmente conocido en México como el Chelís, un director técnico que en el torneo apertura 2007 decidió dejar sus joyerías para dirigir al Puebla, ciudad de donde es originario, y no solo lo transformó en lo deportivo, sino también en lo anímico.

Su historia como técnico es corta.

Es una realidad que no cuenta con los blasones de otros nombres que se barajaron para dirigir al club angelino, como Efraín Flores, pero tiene una simpatía que puede ayudar mucho con esta nueva etapa de un proyecto que tuvo que ser rescatado por Jorge Vergara, quien decidió hacerse cargo del equipo, junto a su esposa Angélica Fuentes, de manera absoluta.

Además, su elección seguramente tuvo un análisis previo a conciencia y aunque debe haber un margen de error, como suele pasar mucho en el fútbol, hay una garantía previa de éxito porque en su elección no solo influyó el dueño del equipo, sino también una persona que es el cerebro deportivo de toda la estructura de la institución, tanto en México como en la MLS: José Luis “El Güero” Real.

Admirador de técnicos como los Ricardo Ferreti y La Volpe, Javier Aguirre y Miguel Herrera, a quienes considera sus "cuates", Chelís ha implantado una filosofía propia en los equipos que ha dirigido, y aunque ha tenido sus tropiezos, nadie puede decir que ha fracasado.

Cuando llegó a Puebla su primer trabajo fue convencer de que era un técnico, aunque él comenzó por convencer de que se trataba de un gran motivador.

Sus primeros torneos fueron complicados, ni siquiera pudo clasificar a la Liguilla e incluso en el Apertura 2008 fue último en la tabla general.

Pero vendría su año dorado. En el Clausura 2009 llegó a la Semifinal, donde fue eliminado por Pumas, y al torneo siguiente también clasificó a la liguilla pero fue eliminado en cuartos.

Fue despedido en el Apertura 2010 y desde ahí las cosas no han funcionado del todo bien. Durante ese tiempo, fue mencionado incluso como posible DT del América, pero terminó en Estudiantes Tecos, donde duró torneo y medio.

En el torneo recién terminado dirigió a los Correcaminos de la Liga de Ascenso, pero renunció a la finalización del torneo al no clasificar a la liguilla. Chelís, genio y figura, argumentó que no había dado lo que el equipo esperaba.

Ahora, menos de un mes después, ya tiene nuevo equipo y seguirá en esto que ama tanto, el fútbol.

"El (fútbol) tiene cosas tan agradables que ni quiero alejarme, sí me quejo de cómo es, pero las satisfacciones que te da en ningún lado del mundo las he encontrado.

"Lo primordial en el futbol son los jugadores, todos dependemos de ellos y no lo ven así, no le dan importancia al jugador, su lugar", dijo en una entrevista con un diario mexicano.