Playoffs Scoreboard

Recap
Leg 1
11/23 FINAL
1LA
0SEA
RECAP
Recap
Leg 2
11/30 9:20pm
SEA
LA
ESPN
Western Conference Championship
Recap
Leg 1
11/23 FINAL
1NY
2NE
RECAP
Recap
Leg 2
11/29 3:00pm
NE
NY
NBCSN
Eastern Conference Championship

Crónica Copa MLS 2012: LA 3-1 HOU... LA Galaxy se coronó bicampeón de la MLS

MLS Cup: LA Galaxy celebrate winning.

Photo Credit: 
Getty Images

CARSON, Calif. – Desde que se conoció que los finalistas de la Copa MLS 2012 serían los mismos de hace un año, siempre hubo algo claro: la final no sería la misma.

Y para la muestra solo bastaron cinco minutos en los cuales el LA Galaxy, basando su juego en la presión ofensiva resolvió el partido en su favor.

A falta de media hora por jugar, Omar González (jugador más valioso de la Copa MLS 2012) se elevó dentro del área contraria y no vaciló para empatar un partido que hasta ese momento no parecía tener un claro ganador. Cinco minutos después, un tiro libre de David Beckham terminó en los pies de Robbie Keane, quien buscando el segundo gol del Galaxy encontró una mano dentro del área, que finalmente Landon Donovan convirtió en gol desde los once metros.

De ahí en adelante, al margen de unos cuantos acercamientos al área del Galaxy y unos remates débiles que terminaron en las manos del arquero Josh Saunders, Houston no generó fútbol y sucumbió ante un equipo que tuvo más decisión dentro de la cancha.

David Beckham

El protagonismo de David Beckham en el encuentro se hizo sentir desde los primeros 15 minutos. Estuvo sólido como volante de contención en el primer tiempo, cortando el juego en el medio campo, recuperando balones y enviando pelotazos a los delanteros para contragolpear. En la segunda mitad, Arena lo ubicó como enganche y eso permitió que el Galaxy presionara a un Dynamo, que tras ir arriba en el marcador replegó sus líneas y no supo mantener el orden que tuvo en la primera mitad.

El astro inglés fue reemplazado por Marcelo Sarvas en tiempo añadido, y la reacción de todos los presentes en el Home Depot Center fue tal, que incluso el árbitro tuvo que pedirle a Beckham que acelerara su camino hacia la línea lateral.

Boniek García y el Dynamo

Houston Dynamo dominó el partido, únicamente en los primeros cinco minutos del encuentro. Ahogando al Galaxy en el fondo, generaron una de las opciones más claras al primer minuto de juego en los pies de Ricardo Clark, quien desde la banda izquierda le ganó en la marca a Sean Franklin, y sacó un remate seco que detuvo Josh Saunders.

Uno de los jugadores que más generó fútbol durante el primer tiempo, Boniek García, empezó tirado por la banda derecha, pero poco a poco se convirtió en una especie de líbero en el medio. Recuperó balones y empujó las líneas de su equipo hacia delante, pero sus esfuerzos no fueron suficientes ante la marca personal que plantó el Galaxy en el fondo. En la segunda mitad el técnico del Galaxy se dio cuenta de la importancia de Boniek para su rival, y lo cercó con Todd Dunnivant y Mike Magee, evitando que entrara en contacto con el balón y desconectándolo por completo de los delanteros del Dynamo.

A los 44 minutos de juego, Adam Moffat, desde su propio campo, levantó la cabeza y encontró a Calen Carr buscando un avance hacia el área galáctica en tres cuartos de cancha. Carr le ganó en velocidad al defensa central Tommy Meyer, quien le regaló por completo el espacio al delantero del Dynamo, para sacar un remate al palo donde Saunders estaba perfectamente ubicado, pero con una pobre reacción se desplomó en el suelo y no pudo evitar el gol naranja.

El Galaxy y la pelota en profundidad

Landon Donovan tuvo la oportunidad más clara del partido cuando aun se encontraba empatado a cero. Beckham recuperó un balón en defensa y se la envió a Robbie Keane, quien en el último cuarto del campo se la entregó a Donovan que estaba solo. Pero, el capitán del Galaxy tocó la esférica sin precisión, y ésta salió desviada a centímetros del arco.

En la segunda mitad, el Galaxy generó la primera ocasión cuando Beckham, envió una pelota quieta al corazón del área y que tras el rebote en un compañero, Keane envió al fondo de la red; pero fue invalidado tras encontrarse en fuera de lugar en el pase original.

Seguido de un corner desde la derecha a los 60 minutos, Juninho levantó un centro buscando a Omar González en el palo opuesto, quien con marca encima cabeceó cruzándole la pelota a Hall para empatar el partido. Dos minutos después se presentó una de las decisiones más dudosas del árbitro Silviu Petrescu. González de nuevo cabeceó una pelota en el aire que luego Keane terminó enviando dentro del arco; pero el juez invalidó la acción por aparente carga de González sobre Bobby Boswell.

Tres minutos más tarde llegó el gol de Donovan, luego de la mano dentro del área de Ricardo Clark. Así, el Galaxy solo necesitó de cinco minutos para darle la vuelta al marcador. En los minutos adicionales, de nuevo una pelota en profundidad por encima de la línea defensiva del Dynamo, encontró a Keane quien fue derribado dentro del área por Hall, y anotó el posterior penal para sellar el marcador y liquidar el partido, 3-1.

Un Galaxy decisivo

En el primer tiempo ambos equipos se dedicaron a proponer con base en lo que ofreciera el contrario, y luego de unas pocas oportunidades claras para cada uno, Carr aprovechó la indecisión en el fondo angelino. El Galaxy no sufrió del síndrome del gol de camerino y en el segundo tiempo, se dedicó a presionar en ataque a un Dynamo que no supo mantener el orden que había tenido en los primeros 45 minutos. Esa presión acompañado por los balones en pelota parada fueron decisivos, y al final el Galaxy fue más completo en todas sus líneas.

LA Galaxy obtiene así su cuarto título de la MLS, y empata al DC United como el club con más Copas MLS en la historia de la Liga.