Getty Images

Toronto aún digiere el sabor amargo de la goleada

Aun tratando de digerir el trago amargo de la primer derrota y goleada de la temporada 2011, el cuadro de Toronto FC inició sus prácticas semanales, con una sentencia clara de su entrenador, en base a la pobre actuación que el plantel demostró el sábado en la sede del Vancouver Whitcaps FC, el Empire Field, en la costa pacífica canadiense, “hay muchas cosas por mejorar en el equipo”.

La primera práctica fue el lunes en el complejo de Cherry Beach, de Toronto, y aunque fue cerrado a la prensa, es claro que el énfasis en el trabajo del director técnico Aron Winter es buscar las falencias que permitieron esa goleada, sobre todo enfocarse en el sistema defensivo, que fue el más débil de todos los sectores en la escuadra roja.

Este martes las prácticas se concentraron en las instalaciones del BMO Field, recinto que se prepara para su juego inaugural de temporada este sábado cuando el equipo escarlata reciba al otro equipo de expansión, Portland Timbers.

La mentalidad de Winter y del resto del plantel en las prácticas indudablemente está la de corregir los errores cometidos el pasado sábado en Vancouver, incluyendo rotación de funciones entre algunos jugadores. Entre estos cambios estarían la del defensa Adrian Cann, quien volvería a su posición de zaguero central, pues el sábado no le fue bien por el sector izquierdo.

Como el mismo Cann lo reconoció, “jugar en esa posición es difícil y estoy tratando de adaptarme”.

[inline_node:331336]Y eso pudo comprobarse en los goles todas las jugadas ofensivas del equipo de expansión, en donde la defensa estuvo completamente anulada y hubo necesidad que la misma línea ofensiva bajara a reforzar y a recuperar balones.

Las rotaciones de posiciones y correcciones de errores sobre la marcha para el partido del sábado fueron las prácticas obligadas de estos dos días de entrenamiento y aunque el cuerpo técnico sabe que tiene toda una temporada por delante, debe hacer lo posible por implementar dichos cambios y aprovechar los partidos en casa, ya que luego del partido del sábado contra Portland, el 2 de abril recibe también en el BMO Field a Chivas USA.

Los torontianos tienen 8 partidos en casa entre abril y mayo y cinco de visitantes, por lo que tienen la gran oportunidad de aprovechar la condición de local y el apoyo de su afición, que por cierto este año no parece muy animada para protagonizar los estadios llenos de las anteriores temporadas.