Las remembranzas de David Beckham

CARSON, Calif.- Llegó el momento del adiós para David Beckham en Los Ángeles.

Cuando el árbitro central Silviu Petrescu dé el pitazo final del partido ante Houston Dynamo  por la Copa  MLS 2012 este domingo en el Home Depot Center, el astro inglés dará por culminados sus seis años de carrera con el LA Galaxy, equipo al que catapultó a un éxito y popularidad sin precedentes.

Si bien su futuro continúa siendo una incertidumbre que no se aclarará hasta probablemente inicios del 2013, David Beckham tiene algo muy claro: su compromiso con la MLS y el cuadro angelino continuará siendo una prioridad.

“A pesar del hecho de no jugar aquí mas, mi compromiso seguirá siendo el mismo”, dijo Beckham en una de sus últimas conferencias de prensa como jugador del Galaxy este jueves en el Home Depot Center.

“Haré lo que esté a mi alcance para que estos jugadores sigan viniendo a la liga como Robbie Keane como Thierry Henry.  Quiero que ésta liga siga creciendo.  Este es el deporte más popular del mundo, y puede competir aquí con el básquetbol, con el fútbol americano, el béisbol, y por eso seguiré comprometido en esto”, aseguró.

Fueron seis años en los que Beckham contribuyó al crecimiento de una liga a la que él aun considera “muy joven”, pero cuyo desarrollo ha sido tan gigantesco que considera está en buena lid para competir con las mejores del mundo.

“No podemos olvidar que esta liga solo tiene 17 años [de existencia] y es relativamente muy joven, por lo que en la posición que está en este momento y el interés que hay alrededor es muy bueno.  Esta ahí de llegar a esa posición, de llegar al nivel y competir con las mejores ligas del mundo”.

Entre anécdotas, remembranzas memorables y momentos para el olvido, uno de los aspectos que más recuerda el ex capitán de la Selección de Inglaterra en sus campañas con el Galaxy fue el haberse re-ganado la confianza y respeto de una afición que al inicio se mostró muy escéptica  para con su figura.

A pesar de estar acostumbrado a jugar el rol de villano y héroe a la misma vez, Beckham no escondió el trago amargo que le significó ser irrespetado por su propia afición cuando los resultados no acompañaban al equipo en sus primeras campañas con el Galaxy.

“Yo nunca he sido abucheado por mis propios fans, y en algún momento lo viví aquí”, dijo Beckham.  “Nunca se siente bien cuando eres abucheado por tus propios fans y ver todas las pancartas en mi contra… Al final del día, estoy feliz de haber podido darle un giro a la mentalidad de los fans y sé que la mayoría de ellos ahora están de mi lado”.

Para Beckham, parte de dicho cambio de mentalidad de los aficionados llegó cuando el DT Bruce Arena asumió el banquillo técnico del Galaxy.  Los cambios implementados por el estratega estadounidense trajo una nueva dinámica a un equipo que no se hallaba ni en la cancha, ni en el vestuario.

“Cuando llegué por primera vez acá, estábamos saltando de técnico en técnico.  El equipo no estaba bien formado y no había estabilidad”, dijo Beckham.  “El primer año y medio fue de mucha incertidumbre, y no era el mejor equipo para estar, y cuando Bruce [Arena] llegó, cambió todo.  Es un excelente técnico”.

Parte del éxito del Galaxy en los últimos años, Beckham también se lo atribuye al gran trabajo del mediocampista estadounidense Landon Donovan, a quien calificó como un “gran jugador y de talento especial”.

Beckham dice entender a la perfección el momento y desgaste por el que el jugador está atravesando, y de ahí su decisión de retirarse del fútbol competitivo o no a raíz de esta final.  No obstante, Beckham aspira que la decisión de uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol estadounidense no sea tan drástica, ya que aun lo considera muy joven y talentoso.

“Si necesita un descanso, o solo retirarse por un tiempo y luego regresar, pero a los 30 años todavía eres un jugador muy joven y espero que siga jugando”, dijo Beckham.  “Esperemos que cuando lo dijo, que él ya no tenía las mismas ganas que solía tener, esperemos que solo se haya tratado de un mal momento que tuvo.  Porque de lo que he visto cuando está en cancha, su hambre sigue ahí para mi”.

Retirarse del Galaxy a la edad de 37 años no significa el fin de la carrera para David Beckham.  Para el astro británico, la decisión de dejar LA llegó más por su aspiración de afrontar un nuevo desafío que decirle adiós a casi dos décadas de fútbol profesional.

“El año pasado hubiese sido un momento ideal para irme, después de ganar el titulo en mi último año de contrato, en nuestro propio estadio, en frente de nuestros propios aficionados, se sintió un gran momento para salir”, dijo Beckham.  “Pero lo discutí con mi familia y sentí que tenia cosas pendientes aquí, y decidí quedarme.  Hoy estamos en la Copa MLS nuevamente y ahora siento que es el mejor momento. 

Siento que puedo jugar, siento que aún me queda un tiempo y no he considerado retirarme”.