RSL vuelve a fallar en casa

Jamison Olave and Eddie Johnson

Photo Credit: 
Getty Images

SANDY, UT. -- El Real Salt Lake perdió por quinta vez en su historia, y por segunda este año, el poder resolver en casa una eliminatoria a una final. 

Un golazo del hondureño Mario Martínez en el minuto 81 decidió el pase a la final de Conferencia de Seattle Sounders. Fue el único tanto en más de 180 minutos de juego.
 
Parece ya una maldición para el representativo de Utah de no saber resolver sus grandes compromisos en casa, y sin embargo si saber jugarlos fuera de su estadio.
 
Eso le ha pasado en esta semifinal, la segunda que pierde en cinco años consecutivos de llegar a postemporada, único equipo que lo ha conseguido en la MLS. La anterior fue también en el Río Tinto ante FC Dallas en 2010.
 
La frustración era la tónica reinante en el vestuario monarca. Los jugadores lucieron onscientes de haber perdido otra oportunidad histórica, que quizás pueda ser la última de este exitoso proyecto de cinco años.
 
"La clave estuvo en el gol que hacen ellos. Un balón que se pierde saliendo y ellos nos agarran, al contragolpe, mal situados. La verdad es que hicieron un gran gol. De resto, propusimos nosotros más, tuvimos más ocasiones pero no supimos rematar", dijo el defensa Jamison Olave.
 
"Pienso que nosotros jugamos bien, jugamos sin ansiedad. En el primer tiempo ellos no llegaron y nosotros los tuvimos todo el tiempo en su área. En la segunda llegaron en dos ocasiones e hicieron un gol. Eso es lo que nos pasa a veces con estos equipos que vienen a cerrarse y jugar a la contra", comentó el colombiano.
 
Olave no quiso hablar del fin de un ciclo. "Parece que se nos complica en casa cuando son instancias finales. Hemos tenido varios partidos importantes y hemos salido como hoy, con la cara hacia abajo".
 
Uan opinión similar tuvo Javi Morales: "la verdad es que lo que pasó era mi gran preocupación, como dije en el día de ayer previo al partido. Es un poco maldición y un poco autocrítico, si no definimos la serie en casa es porque algo hicimos mal", comentó Morales.
 
El tico Álvaro Saborío, siempre más reservado, y hombre de pocas palabras, también mostró su frustración. "Lo intentamos todo pero no conseguimos el gol. Ellos lo hicieron se llevaron la eliminatoria y nos ha costado toda la temporada. El equipo trata y trata pero no lo conseguimos", dijo el goleador tico que no aclaró su continuidad.
 
"Eso es un tema que tendrán que hablar con técnicos y directivos del club. Yo tengo unas opciones más de seguir, pero veremos. Vamos a ver qué pasa", dijo el ariete.